La jovencita Jessica Gabriela Hernández García, quien contaba con ocho meses de embarazo y fue reportada como desaparecida desde el pasado 27 de marzo, en Tampico, Tamaulipas, fue encontrada sin vida, presuntamente trataron de extraerle al bebe que llevaba en su vientre; se habla de la detención de al menos dos probables responsables.

La tarde-noche del sábado 31 de marzo, en un domicilio de la calle Venustiano Carranza de la Colonia Nuevo Progreso, en el norte de Veracruz, fueron encontrados los restos mortales de la fémina de apenas 20 años de edad y su producto, lo que desató la indignación de la sociedad en todo Tamaulipas y provocó una serie de comentarios de los usuarios de redes sociales.

Sus familiares desde el día de su desaparición el martes pasado acudieron ante las autoridades a presentar la denuncia correspondiente, argumentando que la joven madre habría acudido a una cita con personas que había contactado mediante Facebook, y que le habían prometido regalarle ropa para su bebé, y simplemente ya no regresó.

Los mismos indignados usuarios de redes sociales, exigieron el esclarecimiento del lamentable suceso por parte de las autoridades de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Tamaulipas, toda vez que temen se trate de una banda delictiva dedicada al robo de infantes.

Este caso debe servir y poner alertas, tomar precauciones al respecto si vemos, escuchamos, o notamos algo raro, que pueda prevenir estos lamentables actos”, publicó una usuaria de Facebook.

Al respecto, de manera extraoficial se dio a conocer que son al menos dos personas las que ya se encuentran detenidas por parte de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Tamaulipas, en relación al homicidio de Jessica Gabriela y en próximas horas se abundará en los detalles del hecho.