El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello, señaló que el actual proceso comicial es probablemente el más competido, el más complejo y el más fiscalizado de la historia del país, tanto por los montos auditados y operaciones contables reportados, así como la capacidad de análisis financiero y los acuerdos con instituciones fiscales y financieras.

En su discurso en el marco del curso “Actualización en Materia Electoral sobre Fiscalización y sus Consecuencias”, expuso que a 10 días de iniciadas las campañas y a 82 días de las elecciones, los candidatos, partidos y coaliciones están tratando de convencer a 89.3 millones de potenciales electorales en busca de tres mil 406 cargos en disputa.

En la sede del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), indicó que en el actual proceso, ocho mil 300 candidatas y candidatos generarán 30 mil informes de gastos de campaña que deberán ser revisados por el INE.

Consideró que se trata de la mayor movilización política y transversal de la historia del país, ya que cada acto, cada evento de los candidatos a nivel federal o local, deberá ser reportado ante el INE.

“Estaremos también ante la mayor movilización de dinero público y privado destinado a la competencia electoral. 13 mil millones de pesos de financiamiento público a nivel federal y local, más el dinero privado que los candidatos puedan recaudar lícitamente”, apuntó el consejero presidente del INE.

Subrayó que cada peso invertido en las campañas deberá ser reportado ante el INE y todo ello deberá ser fiscalizado en menos de 40 días después de concluidas las campañas para que la salas y los tribunales electorales puedan cumplir con su labor de calificación de las elecciones.

Córdova Vianello expuso el sistema de fiscalización no puede eliminar el peso relativo de la economía informal del país y la cantidad de recursos que en consecuencia fluyen en efectivo en la vida cotidiana, incluidas las campañas.

“Pero sí se puede contribuir a que nadie pueda obtener el poder político con base al dinero irregular”, ese es el compromiso de los consejeros del INE que enriquecemos hoy con la colaboración del TEPJF, subrayó.

A su vez, la presidenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Janine Madeline Otálora Malassis, reconoció que la fiscalización de ingresos y egresos de los candidatos, partidos y coaliciones es un tema sumamente complejo.

Señaló que el actual modelo de fiscalización ocurre en tiempo real y debe terminar 40 días después de concluidas las campañas, todo ello en el marco de una contienda con más de tres mil cargos en disputa en el país.

La magistrada presidenta reconoció que el tema de la fiscalización es un gran reto para el INE, pero también un compromiso de trabajo, de profesionalismo, de actualización del TEPJF que estará atento para atender un eventual numero relevante de demandas en este tema.

“Estamos conscientes de la misión histórica que nos corresponde” y el TEPJF resolverá todas las controversias con apego a la ley”, concluyó.