El INE sostuvo que acatará las resoluciones del Tribunal Electoral federal y seguirá conduciendo el proceso apegado a la legalidad e imparcialidad, y advirtió que los apoyos indebidos a candidatos independientes siguen corriendo por los cauces legales para determinar y deslindar responsabilidades.

El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello, afirmó que con profesionalismo, imparcialidad, apegado a la legalidad y transparencia es como este organismo autónomo ha conducido el proceso electoral más grande en la historia del país.

Al comenzar sesión urgente alrededor de las 18:30 horas se aprobó cambiar el orden del día y pasar como primer punto, de cuatro a tratar, el acatamiento de la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) sobre la solicitud de Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón como candidato independiente a la Presidencia.

Al emitir diversas reflexiones, expuso que este organismo siempre ha acatado y acatará las resoluciones de la máxima autoridad jurisdiccional en materia electoral y puntualizó que el trabajo que realizaron las áreas técnicas y la Comisión de Prerrogativas de Partidos Políticos fue con profesionalismo y dedicación.

Además en la revisión y validación de los apoyos ciudadanos para las candidaturas independientes, que trabajaron varios intensos meses y lo hicieron sin excepción de manera pulcra desde un punto de vista técnico, neutral, desde lo político, sin filias ni fobias.

“Con profesionalismo, con imparcialidad, objetividad, apego irrestricto a la legalidad, con transparencia y defensa permanente, inclaudicable e irrestricta a nuestra autonomía con la que nos hemos desempeñado en cada momento, el INE seguirá conduciendo el proceso electoral más grande de nuestra historia, mismo que avanza puntualmente en tiempo y forma y conforme a lo planteado”, dijo Córdova.

Explicó que el INE organiza las elecciones, pero aclaró que son los ciudadanos mexicanos quienes, apropiándose del proceso electoral, hacen las elecciones y con su voto libre decidirán quienes gobernarán.

En este punto, señaló que es importante mencionar que el proceso electoral más grande de la historia “va avanzando bien y puntualmente”, y los ciudadanos que han aceptado ser funcionarios de casillas crece cada día.

Hoy son 1.7 millones de ciudadanos “comprometidos con la democracia” que han aceptado esa responsabilidad, frente al millón 400 mil ciudadanos que se necesitan para integrar las mesas directivas de casilla el día de la elección.

“El trabajo del INE no es otra cosa sino construir las condiciones para que las y los ciudadanos sean, como debe ocurrir en democracia, quienes con sus votos emitidos de manera informada y libre definirán el futuro político de nuestro país”.

Explicó que el fallo del TEPJF será acatado por el INE como siempre se ha hecho. “El INE es una autoridad administrativa y en consecuencia con independencia de nuestras eventuales coincidencias o divergencias con lo que resuelva la Sala Superior del Tribunal, invariablemente sus resoluciones serán acatadas, como debe ocurrir en todo Estado de derecho”.

Recordó que con el trabajo que realizaron las áreas técnicas y la Comisión de Prerrogativas se transformó tecnológicamente un mecanismo que ha llegado para quedarse y sin duda tendrá áreas de mejoras en el futuro.

Pero también permitió evidenciar con toda claridad, tanto a los aspirantes como a la ciudadanía, los apoyos válidos y generar los insumos para determinar aquellos apoyos inválidos y que se sustentaron indebidamente en fotocopias y simulaciones de distintos tipos de credencial para votar, así como en credenciales no válidas que no debían ser contabilizados.

Finalmente, informó que todos esos apoyos indebidos siguen corriendo por los cauces legales a cargo de la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales y administrativos a cargo del INE para determinar y deslindar responsabilidades.

Indicó que en el INE ya revisan los efectos que provocará la sentencia, como será una serie de adecuaciones institucionales previamente tomadas como el rediseño en la impresión de las boletas electorales y actas correspondientes que se utilizarán en la jornada electoral.

Además la distribución de los tiempos de radio y televisión, que es un monto finito determinado por la Constitución y la distribución del financiamiento público, y en el diseño y formatos de los debates presidenciales, entre otros aspectos, concluyó.