La economía mexicana está mucho mejor que antes, pues en esta administración hubo avances importantes en algunas áreas, como crecimiento, creación de empleo formal y fomento a las exportaciones, destacó la organización México ¿cómo vamos?

La directora general de México ¿cómo vamos?, Valeria Moy, señaló que los últimos cinco años el gobierno federal deja un crecimiento económico promedio de 2.5 por ciento, mayor al 1.7 por ciento que recibió de la pasada administración.

Calificó como positivos los 3.5 millones de empleos formales creados en este gobierno, y resaltó el fomento a las exportaciones hecho en estos últimos cinco años, pues pese a la retórica proteccionista en el mundo, México participa con el 13.2 por ciento de las importaciones de Estados Unidos.

“En términos económicos creo que ha habido avances importantes, creo que tendría que haber más. El próximo presidente, sea quien sea, se enfrentará con un reto de dinamizar la economía, de quitar estos obstáculos al crecimiento, de fomentar la inversión”, agregó al presentar el “Semáforo Electoral Nacional. Haciendo bien las cuentas (Las buenas y las malas)”.

Si bien en esta administración se hicieron cosas bien, hubo avances en crecimiento económico, creación de empleo formal y fomento a las exportaciones, “estamos mucho mejor de lo que estábamos antes”, opinó.

Así, explicó, el reto de los próximos gobiernos, no solo el federal sino también estatales, será dinamizar la economía y hacer más cosas, entre ellas fortalecer el Estado de derecho, pues es fundamental para dar certidumbre a la inversión y con ello generar crecimiento económico, crear empleos y disminuir la pobreza.

“No necesitas cambiar todo, necesitas continuar con las cosas que se han estado haciendo bien, mantener esta estabilidad y solidez macroeconómica, pero impulsar y dinamizar el crecimiento, requerirá de muchas cuestiones”, subrayó.

Valeria Moy comentó que de los 10 indicadores analizados por el Semáforo Electoral Nacional, la administración deja dos en “verde”: Inflación y fomento a las exportaciones; uno en “naranja”: crecimiento económico; y dos en “amarillo”: inversión y competitividad.

En los cinco indicadores restantes, esta administración los deja en “rojo”: generación de empleo formal, productividad laboral, pobreza laboral, acceso al crédito y deuda pública, de acuerdo con la organización.

A su vez, el presidente del Consejo de esta organización, Luis de la Calle, coincidió que ahora la economía mexicana está mejor que hace 30 años, y los resultados que presenta “México ¿Cómo vamos?, muestran que son posibles el crecimiento, la superación de la pobreza y la mejoría en el bienestar.

“El crecimiento es posible. Para crecer hay que poner énfasis en cuatro cosas: invertir en infraestructura; invertir en educación: asegurar que en cada estado se tenga acceso a energía competitiva, sobre todo a través del gas natural; e invertir en transformar nuestras localidades para que en ellas haya Estado de derecho”, añadió.

El también director general del despacho De la Calle, Madrazo, Mancera consideró que si se llevan a cabo estas acciones, cada estado del país crecerá más y el país en su conjunto logrará un avance económico superior de 4.5 por ciento, contra el 2.5 por ciento en promedio que registra actualmente.