Especialistas del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM) recomendaron a mujeres embarazadas realizar ejercicio, llevar una alimentación balanceada, no fumar, no ingerir alcohol ni consumir drogas para que el embrión crezca en óptimas condiciones de salud.

Expertos en salud materno-infantil de este instituto precisaron que la edad ideal para embarazarse es entre 20 y 30 años de edad, dado que este periodo es mayormente apto para lograr un embarazo y un parto con buen término, ya que conforme avanza el tiempo, los riesgos para la madre y el niño aumentan.

También hicieron hincapié en llevar una dieta sana, nutritiva y balanceada, que incluya verduras, frutas, lácteos y cereales, baja en azúcares y grasas, moderar la ingesta de cárnicos y preferir las carnes blancas, eliminar alimentos chatarras, embutidos o muy condimentados y tomar abundantes líquidos.

Quienes buscan concebir deben ingerir ácido fólico tres meses antes y durante la primera etapa de la gestación y refirieron que durante el embarazo, sólo se pueden tomar medicamentos prescritos por un médico.

Agregaron que al lograr el embarazo, las revisiones médicas deben iniciar en los primeros meses y no cuando la gestación ya se encuentre avanzada o se esté a punto de dar a luz.

Señalaron que las futuras madres deben acudir un mínimo de cinco veces al médico y si el embarazo ha sido considerado de alto riesgo, más de 12.

Con respecto a la actividad física, detallaron que las embarazadas deben considerar ejercicio aeróbico de bajo impacto como natación en agua tibia, caminata, yoga, zumba, bicicleta fija o elíptica iniciando con cinco minutos e incrementando paulatinamente la tolerancia.

En embarazos de mediano o alto riesgo, este tipo de actividades deberán someterse a la valoración del médico o bien pueden optar por actividades manuales o recreativas, puntualizaron.