La VIII Cumbre de las Américas finalizó hoy aquí tras el almuerzo que compartieron los jefes de Estado y de gobierno y los altos representantes que asistieron al encuentro, en el que se firmó un compromiso para combatir la corrupción.

La intervención de una treintena de países ocupó toda la mañana y parte de la tarde de este sábado, por lo que el presidente peruano Martín Vizcarra optó por suspender un diálogo privado que sostendrían los gobernantes durante el almuerzo de la Cumbre.

De esta forma, los participantes en el cónclave almorzaron en el mismo salón del Centro de Convenciones de Lima donde se efectuaron las intervenciones para cumplir con la lista de oradores comprometidos por los organizadores.

Concluidos los discursos de prácticamente la totalidad de las naciones americanas, el presidente Vizcarra dio por terminada la Cumbre con una referencia al compromiso para combatir la corrupción, aprobado este sábado por aclamación al inicio de la cita.