México refrendó su compromiso de implementar acciones de sensibilización pública y trabajar en favor de la inclusión y desarrollo integral de las personas con discapacidad en el país.

La Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) recordó que el 3 de mayo de 2008 entró en vigor la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, aprobada el 13 de diciembre de 2006 en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York.

En un comunicado, destacó que, en esa fecha, el país se convirtió en la nación con el primer tratado sobre derechos humanos del Siglo XXI en entrar en vigencia en todo el mundo.

La convención define a las personas con discapacidad como “aquellas que tengan deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales a largo plazo que, al interactuar con diversas barreras, puedan impedir su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con las demás”.

En el documento se reafirmó que todas las personas con todos los tipos de discapacidad deben poder gozar de todos los derechos humanos y libertades fundamentales.

El 3 de septiembre de 2009 el gobierno de México designó al Consejo Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad (Conadis) como mecanismo gubernamental de coordinación para la adopción de medidas relacionadas con la aplicación de la convención.

Los principios generales de la convención son el respeto de la dignidad inherente, la autonomía individual, incluida la libertad de tomar sus propias decisiones y la independencia de las personas. La no discriminación y la participación e inclusión plenas y efectivas en la sociedad.

Así como el respeto por la diferencia y la aceptación de las personas con discapacidad como parte de la diversidad y condición humanas, la igualdad de oportunidades, la accesibilidad y el respeto a la evolución de las facultades de niños, niñas y adolescentes con discapacidad y su derecho a preservar su identidad.