El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó la instalación de casillas especiales dentro de los principales hospitales de cada entidad del país, a fin de garantizar el derecho del voto a enfermos, familiares y personal médico, durante la jornada comicial del 1 de julio.

Durante la sesión extraordinaria de este viernes se aprobaron por nueve votos en favor y dos en contra los “Lineamientos de operación de casillas especiales para el voto de las personas hospitalizadas, familiares o personas a su cuidado y personal de guardia, durante la Jornada Electoral del 1 de julio de 2018, en hospitales. Prueba piloto y dispositivo ordinario”.

El acuerdo aprobado detalla que en un hospital de la capital o ciudad con mayor población en cada una de las 31 entidades federativas se instalará una casilla especial del tipo convencional, para concretar la oportunidad del voto a las personas hospitalizadas, familiares o personas a su cuidado y personal médico, paramédico y administrativo de guardia.

En el caso de la Ciudad de México se acordó una casilla especial única que opere en dos modalidades: fija e itinerante. En la primera modalidad se recibiría la votación de los familiares o personas al cuidado de las personas hospitalizadas, así como del personal médico, paramédico y administrativo de guardia, quienes acudirán directamente al lugar en donde se instale la casilla.

En la itinerante se recabará la votación directamente en el lugar en donde se encuentren los enfermos dentro de los hospitales, es decir en los cuartos o zonas donde están en recuperación o en espera de alguna intervención quirúrgica, considerando siempre las medidas de sanidad que para tal efecto dicte la autoridad de salud.

De acuerdo con el INE, se estima que la cantidad máxima de votos en estos 32 hospitales del país sería de alrededor de 16 mil 800. Ello con base en una estimación de participación en las elecciones del 1 de julio del 60 por ciento de los votantes.

El acuerdo instruye a la Dirección Ejecutiva de Organización Electoral para que, en representación del INE, concerte con las autoridades del Sector Salud la coordinación que permita, en primer término, la selección del nosocomio donde se realizará la prueba piloto en la Ciudad de México, y en segundo lugar la instalación de las 31 casillas especiales en el resto de las entidades federativas.

“Es un experimento viable pero insuficiente, porque se trata sólo de 700 votos en cada una de estas 32 casillas que se instalarán en igual número de hospitales del país”, dijo el representante del Partido de la Revolución Democrática (PRD) ante el INE, Camerino Márquez Madrid.

Por su parte Lorenzo Córdova Vianello, consejero presidente del INE, expuso que “lo que queremos es que, las enfermeras que ese día están de guardia y no pueden abandonar el cuidado de personas con alguna afectación de salud o bien médicos que están de guardia y no pueden abandonar a los enfermos para ir a votar, puedan votar”.