El presidente consejero del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello, afirmó que la victoria electoral del próximo 1 de julio no puede ser a cualquier costo, por lo que exhortó a todos los actores de la sociedad a aprender de las lecciones de nuestra historia democrática reciente.

Al firmar un acuerdo de colaboración con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que tiene como fin garantizar el suministro de energía eléctrica antes, durante y después de la jornada electoral, para evitar suspicacias y dar certidumbre a la ciudadanía, añadió que se necesita propiciar una lógica de respeto a los principios democráticos fundamentales.

“No podemos, en la lógica de ganar una elección, echar por la borda 30 años de avance democrático a cambio de una visión pragmática centrada únicamente en el resultado electoral”, por lo que reiteró que es fundamental respetar las reglas del juego y asumir el compromiso de que todos tenemos la responsabilidad de ver más allá de la elección.

Ante el director general de la CFE, Jaime Hernández Martínez, Córdova Vianello indicó que para brindar certeza a electores y contendientes, el instituto electoral necesita garantizar que sus instalaciones no sufrirán la falta de suministro eléctrico, de ahí la importancia de este convenio de colaboración que hoy se suscribe con la CFE.

Indicó que este acuerdo establece las bases de que la CFE asegure desde hoy y hasta el próximo 6 de agosto, la operación y mantenimiento de la infraestructura eléctrica de las redes que suministran la energía necesaria en las instalaciones del INE tanto en la Ciudad de México como en los estados del país.

Lo anterior, dijo, no deberá de representar factor de distracción ni un tema en el que la autoridad electoral tenga que preocuparse, y menos aún un tema que genere incertidumbre ante la sociedad mexicana.

“En el INE sabemos que la desconfianza hacia las instituciones en general, como sociedad que heredamos del México autoritario, propiciaría que cualquier falla en los sistemas informáticos o cualquier interrupción en el flujo de información durante la jornada electoral, por pequeña que sea, podría dar lugar a suspicacias sobre los resultados y que de aquí la intensidad política empañe la credibilidad de todos el proceso electoral”, subrayó.

Aseguró que en el INE están preparados para cualquier tipo de contingencia física, natural e, incluso, política, “sabemos que no será necesario pero más vale estar preparados. Ningún esfuerzo en este sentido es desdeñable para blindar el proceso electoral más grande de nuestra historia”.

El objetivo de lograr que el proceso electoral llegue a buen puerto es una responsabilidad colectiva; en el andamiaje democrático, todos tenemos diferentes roles que cumplir en función de nuestras atribuciones, sostuvo.

Por su parte, el director general de la CFE, Jaime Hernández Martínez, aseveró que el convenio se concentra en cuatro ámbitos generales para garantizar el suministro de energía eléctrica al Instituto Nacional Electoral.

Detalló que el primero es asegurar la correcta operación de la infraestructura que lleva energía a las instalaciones del instituto en todo el país; el segundo, mantener personal de la CFE disponible para supervisar la operación de la infraestructura eléctrica durante la jornada electoral y designar guardias presenciales en las instalaciones del INE que considere estratégicas.

El tercero, agregó, es atender oportunamente interrupciones al servicio de energía eléctrica que pudieran ocurrir en casos fortuitos, y el cuarto ámbito de acción es arrendar las plantas de generación eléctrica que requiera el instituto para garantizar sus actividades.

Informó que desde noviembre del año pasado, la CFE Distribución comenzó la revisión de la infraestructura que lleva energía eléctrica a más de 300 inmuebles del INE, lo que representa 12 mil kilómetros de líneas de media tensión, que han sido revisadas, lo que también equivale a la distancia que separa a la Ciudad de México de Beijing, China.