José Antonio Meade, candidato presidencial de la coalición Todos por México, prometió sumar a dos millones de jefas de familia al programa Prospera, lo que sería el mayor crecimiento en su historia, y dar el triple de apoyo a familias que tengan a un integrante con alguna discapacidad.

Arropado por cientos de mujeres priístas Meade llamó a echarle ganas en los 54 días que restan de campaña, que serán los más emocionantes e importantes, con un solo objetivo: la victoria el 1 de julio.

El abanderado de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza comprometió también que los hijos de las familias Prospera tendrán el cien por ciento de becas para que terminen la preparatoria.

Detalló que su administración daría el triple de apoyo a las familias que tengan un integrante con una discapacidad y reafirmó que su legado será la educación, por lo que habrá cien mil escuelas de tiempo completo con alimentación, y apoyo presupuestal para resolver los problemas que tengan.

Asimismo garantizó que en su gobierno la educación superior sería también deducible para apoyar a las familias. También ofreció guarderías de tiempo completo con alimentación y casas de día para adultos mayores.

Ataviado con la chamarra roja que distingue a los priistas, instó a apoyar su proyecto para ganar la Presidencia de la República y sostuvo que esta ciudad necesita un gladiador de las mujeres y las familias, lo que se ha visto en Mikel Arriola para ganar la Jefatura del Gobierno capitalino.