“Yo no tengo mamá y papá, yo tengo dos mamás”, respondió un niño de cuatro años, mientras su profesor de música hablaba sobre la conformación de las familias, situación que después de un largo proceso terminó con la salida del pequeño de la escuela ubicada en la Ciudad de México, según narró Yania Córdova, una de las madres del infante.

Yania, quien se asume como lesbiana y vive con su pareja y mellizos, recordó el episodio que su hijo vivió tres años atrás, cuando su entonces profesor aseguró “que no era posible tener dos mamás” por lo que juntó a su esposa, solicitó llevar especialistas a la escuela para tratar la diversidad.

“Pero la directora dijo que no y que nosotras teníamos que entender que sí estábamos en una especie de enfermedad”, mencionó Yania, al narrar que después de levantar una queja ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), la dirección de la escuela acató las recomendaciones para ofrecer información sobre familias diversas; aunque al final decidió cambiar a su hijo de colegio.

“Pensamos ´si ésta es la mentalidad de la directora´ nos dio miedo pensar que nuestros hijos tuvieran que pasar por este tipo de circunstancias cuando los hemos educado en la diversidad”.

La integrante de la organización civil Familias Diversas, A.C., y ahora una de las voceras de la Coalición Mexicana LGBTTTI (Lesbiana, Gay, Bisexual, Travesti, Transgénero, Transexual e Intersexual), conformada por múltiples colectivos y más de 190 activistas, explicó que la coalición se creó en enero de este año para erradicar todo tipo de discriminación, lo cual contempla visualizar los temas pendientes en materia de derechos humanos para esta población, en el marco de las elecciones de 2018.

“Es una red de redes que asumió el compromiso de concretar un documento para presentarlo a todos los cargos de elección y para que sepan que tenemos muchos pendientes suscritos ahora en 78 puntos específicos y que están resumidos en siete ejes básicos”, detalló.

El escrito que será presentado a tres mil 400 puestos de elección, incluidos los candidatos a la Presidencia de la República y la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, incluye los ejes: Justicia con igualdad y erradicación de la violencia; Salud integral sin discriminación; Educación para la inclusión y no discriminación; Derechos laborales e inclusión económica; Cultura incluyente y medios de comunicación; Participación política de la comunidad LGBTTTI; y el Fortalecimiento del Estado laico.

Destacó que a pesar de tratarse de una minoría, existen diversas aproximaciones que hablan de que el 10 por ciento de la población en México pertenece a la comunidad LGBTTTI.

“Hemos ido a todos los niveles a presentar nuestra agenda, queremos que esté presente en la de ellos y además, para que estos puntos que estamos poniendo sobre la mesa puedan comprometerse con una firma”, sostuvo.

Recordó que si bien de 2009 a la fecha, el Matrimonio Igualitario ha sido aprobado en 12 estados de la República, no así la iniciativa que en 2016 el presidente Enrique Peña Nieto propuso para reformar al artículo cuatro de la Constitución para reconocer como derecho el Matrimonio Igualitario en todo el país, sin importar la orientación sexual.

“Fue muy importante el hecho de que el presidente nos haya abierto las puertas de Los Pinos porque jamás se había hecho, eso se tiene que valorar y considerar; lamentablemente no funcionó”.

Recordó que a raíz de este hecho grupos conservadores, religiosos y tradicionales como el Frente Nacional por la Familia encabezaron manifestaciones en contra, lo que aunado con la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos exacerbó el sentimiento de discriminación hacia la comunidad LGBTTTI.

“Desde que salen a marchar a favor de las familias tradicionales y de que gana Trump percibimos una supuesta supremacía de unos con otros por el color de piel o por orientación sexual y esto sí ha venido a generar un estancamiento; el problema de esto es que se han incrementado las agresiones verbales, físicas, los crímenes de odio y el aumento de las muertes de compañeras trans”.

Por su parte, la joven de 29 años y originaria de Yucatán, Beatriz Quesadas Rojas coincidió en que desde los colectivos se percibe un estancamiento a la visibilidad y sensibilización con las propuestas de este sector, luego de las manifestaciones de los grupos tradicionales y religiosos en contra del matrimonio igualitario.

“Quiero ver a estos movimientos como una reconfiguración de lo público porque eventualmente van a ser superados como lo ha mostrado la historia en otras cuestiones, porque en la realidad las personas LGBT estamos en todos lados, en los cafés, en las plazas, en las iglesias, en las casas y no dudaría que entre las mismas familias de esta ola reaccionaria también existieran y que tienen miedo de expresarlo abiertamente”.

Asimismo, la integrante de la comisión de Comunicación de la Coalición Mexicana LGBTTTI lamentó que las problemáticas de la comunidad no se encuentren en las agendas ni en los discursos del presente proceso electoral. “Pocos candidatos han tenido la valentía y la franqueza de asumir directamente una posición para suscribir la agenda, nos siguen debiendo como ciudadanía y ya no queremos ser una ciudadanía de segunda clase”, enfatizó.

Expuso que entre los puntos medulares para garantizar el ejercicio pleno de los derechos de esta comunidad se encuentran en la educación y en las políticas públicas para erradicar los crímenes de odio por homofobia, “porque más años de cárcel no van a resarcir una vida que se quitó; se está castigando pero no se está previniendo”.

Los representantes de las comunidades reunidas en la Coalición aseguraron que el trabajo no acabará con la presentación de la agenda a los diversos candidatos, pues fortalecerán trabajos organizados para dar seguimiento a los temas pendientes en materia de derechos humanos.

“Yo espero e imagino un futuro donde mis hijos o hijas crezcan en un entorno menos difícil y quiero pensar que su generación, que aún no nace, va a vivir en un mundo mucho más abierto y donde haya un camino mucho más pavimentado para poder aceptar y abrazar a las diversidades”, finalizó Quesadas Rojas.