El gobierno de México, por medio de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), manifiesta su más enérgica condena a los ataques perpetrados en contra de lugares de culto cristianos en Surabaya, Indonesia.

México reitera su rechazo al terrorismo en todas sus formas y manifestaciones, y transmite sus más sinceras condolencias al pueblo y al gobierno de Indonesia, así como a los familiares de las víctimas

Familia con cuatro hijos se hace estallar en tres iglesias de Indonesia

ataque terrorista en indonesiaAl menos 13 personas han muerto y 40 han resultado heridas este domingo en tres atentados con explosivos en iglesias en las ciudad de Subraya en el peor atentado en Indonesia contra centros religiosos cristianos desde el 2000.

 

La familia que llevó los ataques -formada por la madre, el padre, dos hijos de 16 y 18 años y dos niñas de 9 y 12 años- estaba vinculada al movimiento Yamaah Ansharut Daulah, un grupo afín al Estado Islámico, afirmó el jefe de la policía nacional, Tito Karnavian.

 

Los ataques tuvieron lugar de forma sucesiva esta mañana en la misa del domingo en una iglesia protestante, una católica y otra pentecostal en la segunda mayor ciudad del país asiático, en el noreste de la mayoritariamente musulmana isla de Java.

El padre detonó una bomba colocada en un automóvil, dos de los hijos, de 18 y 16 años, utilizaron una motocicleta para perpetrar su ataque, y la madre estaba con las hijas, de 12 y 9 años, para efectuar el tercero, informó Tito Karnavian, jefe de la policía nacional.

 

La familia había regresado a Indonesia tras pasar un tiempo en Siria, donde hasta hace poco el grupo Estado Islámico controlaba una parte importante del territorio, agregó Karnavian.

 

A través de un canal de Telegram, el grupo Estado Islámico celebró el ataque y se lo atribuyó a una de sus células terroristas. Según la policía, los extremistas usaron a menores con explosivos suicidas para llevar adelante los ataques.

 

La primera de las explosiones tuvo lugar en la iglesia católica Santa María, donde murieron al menos cuatro personas incluido el autor del ataque.

 

A continuación hubo explosiones en la iglesia protestante de la calle Diponegoro, donde murieron dos personas, y después en la iglesia pentecostal de la calle Arjuno, donde hubo otras dos víctimas mortales.