La empresa OCCMundial llamó a los trabajadores a denunciar ante la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales (Fepade) cualquier intento de impedir el derecho a un voto libre y secreto en sus centros laborales.

La compañía creadora del Modelo de Bolsa de Trabajo Vía Internet en México, desde 1996, recordó que de acuerdo con la Ley General en Materia de Delitos Electorales, ningún superior, jefe, gremio o sindicato puede ejercer presión para que los empleados voten por un candidato o partido político.

Incluso, dijo, está prohibido condicionar el contrato, el salario, las comisiones o cualquier prestación si el trabajador no asiste a eventos proselitistas; vota en favor o en contra de un candidato o partido político; brindar apoyos económicos para alguna campaña electoral y entrega pruebas de su voto.

En un comunicado, expuso que algunos delitos electorales son prometer gratificaciones laborales a cambio de un voto y solicitar identificaciones (o fotocopias de credenciales) sin justificación o aviso de privacidad e informó que las sanciones por este tipo de acciones son de 50 a 100 Unidades de Medida y Actualización (UMA) y prisión de seis meses a tres años.

Dio a conocer algunas de las estrategias persuasivas más comunes que se practican en las organizaciones, como el “coaching fake”, que es el método más común utilizado en los grandes corporativos, en el que analistas políticos o conferencistas integran a sus discursos información que beneficia o perjudica a algún aspirante o instituto político.

Refirió que algunas compañías recurren al “Bots Cárnicos”, en donde los empleados deben dar like, comentar y compartir los contenidos de social media e información de algún candidato o partido político; alrededor del mundo, muchos partidos utilizan esta estrategia porque da “credibiidad” a sus perfiles de redes sociales.