El candidato del PRI a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, Mikel Arriola, recorrió calles de la delegación Álvaro Obregón, donde existen casas pintadas de amarillo por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), pero advirtió que ni así van a ganar.

Acompañado por vecinos de las colonias Primera y Segunda Victoria, tocó puertas y escuchó las quejas de los habitantes de la zona, quienes denunciaron los abusos a los que supuestamente han sido sometidos por el asambleísta Leonel Luna, a cambio de la copia de su credencial de elector con amenazas para que voten por el PRD.

El abanderado del Partido Revolucionario Institucional (PRI) fue bien recibido por los vecinos de esa demarcación, quienes se sumaron a su andar por la zona para mostrarle la problemática de inseguridad y afectaciones en las casas por el sismo del 19 de septiembre pasado.

La señora Esther Rosales comentó a Arriola Peñalosa que a pesar de que han pasado ocho meses del sismo no ha recibido ayuda y teme que otro movimiento telúrico termine de fracturar su casa.

En tanto, Juan Montero afirmó que vive en incertidumbre, ya que a pesar de que han puesto quejas y denuncias, ni el gobierno capitalino ni la delegación las han atendido, por lo que solicitó al candidato priista que cuando llegue a la jefatura los apoye para resolver sus peticiones.

A su vez, Mikel Arriola se comprometió con los vecinos a darles certeza jurídica y a reparar los inmuebles afectados por el sismo, “ya que el gobierno tiene los fondos suficientes para hacerlo, pero le están dando prioridad a las campañas políticas”.

En el recorrido estuvieron presentes los candidatos a diputado federal, Jorge Zepeda; a diputado local, Rodrigo Meléndez, y a la alcaldía de Álvaro Obregón, Sharon Cuenca.

La abanderada a alcaldesa dijo que en la colonia Primera Victoria, los vecinos están inseguros por las afectaciones en las casas debido a la ampliación de la Línea 12 del Metro, por lo que pidió a las instancias correspondientes atender la situación que afecta a un gran número de personas.