Ante el recrudecimiento de la violencia en lo que va del 2018, la senadora Iris Vianey Mendoza Mendoza propuso el análisis e implementación de una política criminal integral que atienda la multifactorialidad de la violencia como el desgobierno político de la seguridad, la desigualdad y violencias estructurales que incumplen derechos sociales, económicos y culturales.
 
Asimismo pidió la atención a víctimas de crímenes atroces como la desaparición, la tortura, las ejecuciones y actos graves de corrupción exigiendo verdad, justicia, reparación integral y garantías de no repetición.
 
Mendoza Mendoza señaló que según la cifra oficial del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) para el mes de marzo pasado, ya habían ocurrido 2,729 homicidios dolosos y conforme los mismos datos, el promedio de personas asesinadas diariamente en nuestro país es de entre 80 a 85.
 
En este sentido, destacó que en los últimos diez días Jalisco y Michoacán han sido nuevamente territorio de muerte, violencia y de víctimas inocentes tanto por la acción de bandas delincuenciales de alto impacto como la de las autoridades federales, estatales y municipales que intentan combatirlas.
 
“El saldo de la semana, en Jalisco: un atentado contra un ex fiscal, enfrentamientos y narco bloqueos en Guadalajara con un saldo de 16 personas heridas, algunas de gravedad, un hombre muerto por una bala pérdida y el bebé de ocho meses, Tadeo Velázquez, muerto a causa de las quemaduras”, enumeró.
 
Mientras que en Michoacán, dijo, en el Municipio de Parácuaro, tras un enfrentamiento resultaron heridos por esquirlas de granada 2 menores de edad; la detención del líder de autodefensas, cuya defensa social amenaza con disturbios en la zona de Tierra Caliente; asesinato del ex candidato panista a la alcaldía de Buenavista; secuestro de la candidata en Álvaro Obregón y se suman los cadáveres maniatados, desmembrados, arrojados a las calles y a los caminos.
 
 
Expertos calculan que, si la violencia sigue al ritmo actual, 2018 terminará con casi un total de 33 mil víctimas de homicidios dolosos, con lo que se rompería incluso el récord de 2017.  Y no se ve ningún límite ni acción de gobierno para detener esta imparable ola de asesinatos a nivel nacional.
 
Iris Vianey Mendoza enfatizó que como senadora, y en su calidad de secretaria de la Comisión de Seguridad Pública, ha cuestionado el paradigma militarista de la seguridad pública pues tanto la anterior administración panista como la actual priista, con una visión absolutamente limitada y sin una política criminal.
 
“Han desplegado básicamente la acción punitiva de descabezamiento de las bandas delincuenciales, de enfrentamientos sin inteligencia previa, con operativos de fuerzas federales, destacadamente las Fuerzas Armadas que incumplen sus propios protocolos de uso legítimo de la fuerza para actuar desproporcionadamente y sin ninguna protección a la vida, la libertad y la integridad de la población civil”, subrayó.
 
Aseguró que ni el Gobierno federal ni los de las entidades federativas han comprendido que la violencia, ahora epidémica, se produce por múltiples factores que no podrán resolverse con la continuidad de la militarización de los territorios en los que la macrocriminalidad impera.
 
Por ello, la legisladora del PRD reiteró su disposición a luchar por recuperar la seguridad de las y los ciudadanos michoacanos y de otras entidades del país, así como pugnas por políticas públicas encaminadas a proteger los derechos humanos, combatir la corrupción y acabar con el pacto de impunidad que lacera la dignidad de los ciudadanos.