Investigadores de las facultades de Medicina e Ingeniería de la Universidad Autónoma del Estado de México crearon un exoesqueleto que tiene como propósito apoyar en la rehabilitación de hombros, brazos, antebrazos y muñecas.

En el desarrollo de esta ortesis, que cuenta con registro ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), participaron los investigadores Giorgio Mackenzie Cruz Martínez, Luis Adrián Zúñiga Avilés, Juan Carlos Ávila Vilchis y Adriana Vilchis González.

En entrevista, Giorgio Mackenzie Cruz Martínez explicó que una de las innovaciones de este exoesqueleto es que tiene la capacidad de rehabilitar al mismo tiempo toda la parte superior del cuerpo.

“Es un desarrollo integral, ya que rehabilita todo el brazo, incluyendo el hombro, a través de los movimientos de abducción y aducción, los cuales notamos que estaban olvidados en la rehabilitación física, así que nos enfocamos en ellos”.

Refirió que la ortesis tiene la función de apoyar a los terapeutas físicos, profesionales que están superados en los centros de salud, como consecuencia de la demanda.

“Al inicio del proyecto se realizó una investigación en diversos hospitales para conocer las necesidades e incluso, se participó en terapias físicas. Con ayuda del personal de salud hicimos una lista de requerimientos y necesidades puntuales, que nos permitió hacer el modo conceptual del exoesqueleto”.

Destacó que la creación de esta patente, bien sustentada y funcional, es resultado de un esfuerzo colectivo de ingenieros, profesores y alumnos de las facultades de Medicina e Ingeniería.

Finalmente, Giorgio Mackenzie Cruz Martínez puntualizó que en el ámbito de la investigación es importante salir e identificar los problemas de la sociedad, conocer las necesidades de la población y buscar soluciones.