El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) llevó a cabo de manera de manera simultánea y exitosa dos trasplantes renales incompatibles en los centros médicos nacionales “Siglo XXI” y “La Raza”, y los pacientes están fuera de peligro de rechazo.

Es procedimiento se realizó por primera vez en México y América Latina, en dos parejas de receptor con insuficiencia renal crónica y donador de grupo sanguíneo ABO incompatible.

Los pacientes fueron David González, de 26 años de edad, quien recibió el riñón de su medio hermano, Iván Cristóbal, en el hospital “Siglo XXI”; y Liliana González, de 28 años, quien lo recibió de su papá, Martín González, en “La Raza”. Ambos casos tienen una evolución exitosa hasta la fecha.

David González comentó que desde 2014 comenzó a sufrir síntomas como cansancio, calambres en las piernas y tobillos hinchados, y tras un diagnóstico de insuficiencia renal crónica su vida cambió drásticamente, porque tuvo que empezar a recibir diálisis peritoneal.

Para Liliana González su problema de salud empezó hace cinco años, con presión arterial alta, que tras varios estudios y ultrasonido de riñones, los especialistas detectaron que sus órganos eran muy pequeños y provocaban esa situación. En su caso, además de diálisis su tratamiento también incluyó hemodiálisis.

La organización de los equipos de especialistas que hicieron posible estos trasplantes, el 18 de abril pasado, estuvo a cargo del doctor José Alfonso Yamamoto Nagano, titular de la coordinación de Donación y Trasplantes del IMSS.

El especialista destacó que ante los resultados obtenidos con este procedimiento evalúan la viabilidad de implementar esta técnica en las Unidades Médicas de Alta Especialidad donde se realizan trasplantes renales, para beneficiar a más pacientes.

Se estima que un 15 por ciento de las personas registradas en lista de espera pueden ser candidatos, esto es hasta mil 200 trasplantes en pacientes no compatibles tipo ABO.

El Seguro Social subrayó en un comunicado que este logro marca “un parteaguas en materia de trasplantes y podría emplearse para otros órganos como el corazón, piel, hueso y diversos tejidos”.

El jefe de la División de Trasplantes del Hospital General La Raza, José Mariano Hernández Domínguez, explicó que para disminuir la posibilidad del rechazo del riñón, se deben eliminar los anticuerpos de tipo de sangre Anti-A y Anti-B, mediante un dispositivo médico especial.

A su vez, en el Hospital de Especialidades “Siglo XXI”, el jefe de la Unidad de Trasplantes, Ramón Espinoza Pérez, indicó que con esta técnica innovadora los pacientes trasplantados pueden tener una mejor calidad, con un riñón que tendrá una sobrevida de 15 años o más.

En ese sentido, el director del Hospital de Especialidades, Carlos Cuevas García, afirmó que el uso de esta técnica marca un parteaguas para beneficiar a más personas que requieren de un riñón y, en un futuro, podría emplearse para otros órganos como el corazón, piel, hueso y diversos tejidos.