Eduardo Sánchez Hernández, Coordinador General de Comunicación Social de la Presidencia y Vocero del Gobierno de la República, aseguró hoy que Liconsa “continuará aumentando la cobertura de la estrategia A peso por litro, y antes de que se termine esta Administración, se pasará de 400 a 600 municipios con índices por debajo de la línea de bienestar”.
 
En la conferencia de prensa que ofreció en compañía de Javier García Bejos, Subsecretario de Planeación, Evaluación y Desarrollo Regional de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), y de Abelardo Manzo González, Director General de Liconsa, destacó también que “el precio de la leche Liconsa se mantendrá sin cambio por lo que resta del año”.
 
El Vocero del Gobierno de la República precisó que hoy Liconsa está presente en 602 localidades urbanas y seis mil 123 localidades rurales de todo el país, lo que permite distribuir más de tres millones 100 mil litros diarios de leche de muy buena calidad.
 
“Para lograr esta cobertura, entre diciembre de 2012 y diciembre de 2017 el número de lecherías Liconsa se incrementó casi 20 por ciento, al pasar de ocho mil 127 a más 10 mil 136”, abundó.
 
Señaló que “durante esta Administración, se dio una transformación de fondo en el esquema de distribución de la empresa, al reordenar su padrón e incluir más zonas rurales indígenas en las que habitan las familias mexicanas con mayores carencias. Además, las cerca de 200 mil personas que habitan en los municipios con el menor índice de desarrollo humano del país, hoy pueden comprar un litro de leche Liconsa a un peso”.
 
Eduardo Sánchez subrayó que “el probado aporte nutricional de la leche que produce y distribuye Liconsa es fundamental para la Cruzada Nacional Contra el Hambre, pues permite que los sectores más vulnerables como niños, mujeres embarazadas, adultos mayores y personas con discapacidad tengan acceso a este producto a un precio realmente reducido”.
 
Resaltó que “la meta siempre debe ser el bienestar de todas las familias mexicanas, pero especialmente de quienes experimentan rezagos por cualquier circunstancia. Por ello, queremos que la leche Liconsa llegue a los niños en edad escolar de los municipios más pobres, para que tengan una fuente de minerales y proteínas que les permita crecer sanos y fuertes”.
 
Expuso que “los niños que consumen de manera constante la leche fortificada Liconsa tienen menores tasas de anemia, de deficiencia de hierro y de desnutrición crónica”.
 
“Queremos que este producto esté en la mesa de las mujeres embarazadas de las comunidades menos favorecidas del país. Queremos que los adultos mayores que no tienen los mismos ingresos que tenían en la fuerza laboral, puedan adquirir leche fortificada”, dijo el Vocero del Gobierno de la República.
 
Afirmó que “el objetivo, también, es beneficiar con un producto de alta calidad a quienes tienen opciones de ingreso limitadas por alguna discapacidad”.
 
Precisó que “la política social del Gobierno de la República ha sido una de las piedras angulares de la Administración del Presidente Enrique Peña Nieto”.
 
“Durante la presente Administración, Liconsa ha dado un impulso renovado a la provisión de leche de elevada calidad y bajo costo para los sectores más vulnerables de nuestro país”. Asimismo, “ha fomentado la economía del sector social, con la generación de proyectos productivos sustentables, en los que participan productores lecheros totalmente integrados al modelo de negocio de esta empresa”, añadió.
 
Enfatizó que “de esta forma, impulsando al pequeño productor para apoyar al consumidor menos favorecido, contribuimos a reducir las desigualdades que nos debilitan como sociedad y fortificamos nuestro futuro”.