El Gobierno Federal rechazó de manera enérgica intervenir en el proceso electoral más allá de sus obligaciones constitucionales.

El secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, expresó que el gobierno de la República exige respeto a los actores políticos que participan en esta contienda al hacer señalamientos sin fundamento que enrarecen el clima de civilidad que debe imperar.

El gobierno “rechaza enérgicamente intervenir en el proceso electoral más allá de sus obligaciones constitucionales, y exige respeto a los actores políticos que participan en esta contienda al hacer señalamientos sin fundamento que enrarecen el clima de civilidad que debe imperar”, señaló el funcionario en su cuenta en Twitter.