La Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral federal determinó que la reunión celebrada el pasado 3 de mayo entre el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, y el candidato presidencial de la coalición Todos por México, José Antonio Meade, no violó la normativa electoral.

Así resolvió el pleno de esta Sala del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) la denuncia que presentó el PAN por el supuesto uso indebido de recursos, derivado de la reunión que sostuvieron los señalados en la casa de gobierno de Michoacán.

Los magistrados del órgano jurisdiccional estimaron que las pruebas aportadas por el partido promovente fueron insuficientes para acreditar que la reunión se realizó con el propósito de discutir temas de carácter político.

Ello, particularmente los relacionados con la elección presidencial, lo que desde su óptica era el motivo determinante para sostener el uso indebido de los recursos públicos.

Además, consideraron que el mero hecho de que se hubiesen reunido en la oficina en donde habitualmente despacha el gobernador de Michoacán, no puede considerarse una falta al principio de imparcialidad, máxime porque se trató de una reunión de carácter privado.

Por lo anterior, los magistrados de la Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral federal resolvieron que la infracción a la normatividad electoral materia de la denuncia es inexistente