Francisco Garfias

 

Arrecian las patadas por el segundo lugar entre Ricardo Anaya José Antonio Meade, mientras AMLO, puntero indiscutible en las encuestas, mostraba ayer esa sonrisa que sólo esbozan los que se sienten seguros de que las preferencias electorales se van a traducir en un triunfo en las urnas el próximo primero de julio.

Y es que Ricardo Anaya fue denunciado ayer por presunto lavado de dinero ante la PGR, un día después de que el candidato presidencial del PRI-PVEM-Panal calificara a su adversario del Frente de “vulgar ladrón, que desde el poder se robó una lana y lo cacharon…”.

Anaya acusó recibo y reviró de inmediato en términos similares. Dijo que Meadetiene cara de “mosquita muerta”, pero que en realidad es “un cínico corrupto”.

“El candidato del PRI no tiene calidad moral para hacer señalamientos en mi contra. Está estancado en un muy lejano tercer lugar, no tiene, absolutamente, ninguna posibilidad de ganar esta elección”, aseveró Ricardo.

El más sereno en sus declaraciones —ya sabe usted que anda en “amor y paz”—fue Andrés Manuel. Desde el pináculo en el que lo montaron las encuestas llamó a sus contrincantes a tranquilizarse. “Cuando no salen bien las cosas se anda de mal humor. Hay que pensar en la reconciliación. Encima de todo está el interés general”, dijo El Peje.

  • La denuncia presentada ayer en la PGR por el panista Ernesto Cordero, presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Senadores, convirtió a Ricardo Anaya en el primer candidato a la Presidencia que enfrenta acusaciones por lavado de dinero en plena campaña electoral.

Hora y media después de presentarla, el senador del PAN dijo sentirse frustrado de que a pesar de que “hemos visto evidencia tras evidencia” de que hay lavado de dinero en la compra-venta de la nave industrial en Querétaro por parte del tándem Anaya-Barreiros, la PGR nomás no llama ni a uno ni a los otros.

Ni siquiera ha molestado al chofer que, a petición de su jefe Barreiro, fungió como “testaferro” en la compra —en 54 millones de pesos— de la nave industrial que, por cierto, ya devolvió a las autoridades. El propio Cordero nos confesó que presentó la denuncia para presionar a las autoridades a fin de que hagan algo para aclarar el escándalo. Cuando le preguntamos el significado de que un senador azul denuncie a un candidato presidencial de ese partido, Corderorepuso:

“Me apena tener correligionarios metidos en escándalos de este tipo. No tengo la culpa de que (Ricardo) haya impuesto no sólo su talante autoritario en el PAN, sino que se haya involucrado en lavado de dinero”. Por cierto que el CEN del PAN de Anaya sacó anoche un comunicado en el que adelanta que el proceso de expulsión de Cordero está en puerta.

El golpe fue asestado al abanderado del Frente la víspera del tercer y último debate entre los candidatos presidenciales, a celebrarse este martes, a las 21 horas, en el museo del Mundo Maya, en Mérida, Yucatán.

  • Muy vivos los que reciclaron ayer en redes sociales una vieja nota del Financial Times en el que apostaba por la chica. El famoso diario británico vaticinaba, en diciembre del 2017,  que José Antonio Meade ganaría la elección presidencial del primero de julio, a pesar de que, ya desde entonces, las encuestas lo ponían abajo del tabasqueño en las preferencias electorales.

¿En qué se basaba el periódico británico? “En el gran bagaje” político del candidato presidencial de Todos por México —ha sido cinco veces secretario de Estado en dos diferentes sexenios—y en la maquinaria electoral del tricolor. Por lo que se perfila, a menos de tres semanas de las elecciones es muy probable que el gran Financial Times falle en sus previsiones.

  • La Barra Mexicana de Abogados realizará esta tarde un análisis jurídico de la tragedia en el colegio Rébsamen, donde murieron 19 niños y siete adultos como consecuencia del sismo del 19 de septiembre. Tres “barristas”, entre ellos Ernesto VillanuevaClaudia de BuenJulio Gutiérrez, se encargarán de revisar el doloroso caso. La cosa no pinta bien para Claudia Sheinbaum, delegada en Tlalpan al momento de la tragedia. “Viene un giro en el caso Rébsamen. La Barra de Abogados se metió de lleno al caso”, nos dijo Raúl Flores, presidente del PRD-CDMX.

Y es que Ernesto Villanueva, uno de los panelistas, escribió en la revista Procesoun crítico artículo que tituló La verdad oculta del caso Rébsamen. En ese texto se pregunta si se pudo evitar que fallecieran tantas personas y su respuesta fue “sí”. Villanueva sostiene que si bien en la delegación Tlalpan no recae la responsabilidad exclusiva de lo ocurrido, sí tiene un papel fundamental en la seguridad estructural del inmueble del colegio referido, como lo dispone el artículo 8, fracción III de la Ley de Desarrollo Urbano de la Ciudad.

Pero también el artículo 7 B de la Ley del Instituto de Verificación Administrativa del Distrito Federal. Sheinbaum comparte responsabilidades con el entonces jefe de Gobierno, Miguel Mancera y sus respectivos colaboradores.

Sobre el tema hay un desplegado con el emblema de la UNAM, que publica el doctor Carlos Edmundo Cuenca Dardón, presidente del Colegio de Profesores de Derecho Procesal Penal . Dice: “La reparación del daño no debe pasar por alto las normas penales administrativas y civiles que, eventualmente, hubiesen sido violadas para sancionar a todos los que un juez de derecho resuelve como culpables.

“El aparente mensaje de corrupción e impunidad no debe convertirse en una oferta política ante la presumible inacción de la Procuraduría General de Justicia de la CDMX”, puntualiza.