Andrés Manuel López Obrador, candidato ganador de la elección presidencial, solicitará a los titulares de las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina información sobre perfiles, con el objetivo de analizar la opción idónea para la titularidad de esas dependencias en la próxima administración.

Aclaró que “no he iniciado todavía este proceso porque estoy esperando a que el Tribunal resuelva que hay presidente electo”, y recordó que ese fue el acuerdo con el presidente Enrique Peña Nieto, quien es comandante supremo de las Fuerzas Armadas, y será respetuoso.

En conferencia de prensa, señaló sin embargo que “voy a pedir a los actuales responsables de estas secretarías que nos ayuden, en su momento”.

Lo anterior, detalló, para que presenten información sobre “las características, perfiles, sobre quienes están ahora ocupando cargos de importancia, relevantes, en las dos secretarías para que yo pueda analizar, revisar, qué es lo que mejor va a convenir al país, quiénes serían los más idóneos para ocupar estos cargos”.

Sostuvo que al frente de dichas secretarías estará una persona proveniente de esas mismas instituciones, no serán civiles sino un general y un almirante.

Sobre su seguridad reiteró que no utilizará los servicios del Estado Mayor Presidencial, institución a la que manifestó su respeto y reconocimiento y que pasará a formar parte de la Secretaría de la Defensa, por lo que continúa analizando de qué manera se realizarán las funciones de su custodia.

En otro otro tema, en el caso de Alfonso Durazo, quien fue electo senador, se esperará a que de conformidad con la ley se vuelva a conformar la Secretaría de Seguridad Pública, “que es un compromiso descentralizarla, separarla de Gobernación, entonces él va a ocupar el cargo de secretario de Seguridad Pública”.