A partir de este viernes se revisarán las casas de los pirotécnicos en el municipio de Tultepec y no se permitirá la operación de talleres y almacenes clandestinos, luego de las cuatro explosiones registradas en el barrio La Saucera.

El secretario de Gobierno del Estado de México, Alejandro Ozuna Rivero, indicó que hasta las 5:50 horas de este viernes, se reportaron 24 muertos, 10 de ellos policías y bomberos, así como 53 lesionados por los hechos ocurridos la víspera.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva, para Grupo Fórmula, detalló que se tomaron las medidas necesarias para que se lleve a cabo la revisión de las casas de los pirotécnicos, así como de sus talleres y almacenes.

“Desafortunadamente no puedes entrar a una casa de un pirotécnico si no tienes una orden judicial ya se levantaros las capetas de investigación de la Procuraduría General de la República de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, y vamos a tener que ir a las casas de los particulares no solamente a los talleres y almacenes sino vamos a tener que entrar a parir de hoy”, indicó.

El funcionario federal recordó que se determinó, junto con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Coordinación Nacional de Protección Civil la suspensión temporal de la venta de juegos pirotécnicos hasta en tanto no haya una revisión uno por uno de los talleres.

“No quero evadir la nuestra como gobierno estatal, no es que nos estemos tirando la bolita de un lado a otro, pero es tiempo de tomar decisiones drásticas, la primera es no permitir en lo absoluto el funcionamiento de ningún taller ni almacén clandestino”, puntualizó.

Ozuna Rivero dio a conocer que de 12 años a la fecha se han contabilizado más de 100 muertos por explosiones, por ello, exhortó a quienes se dedican a este oficio y a la comunidad de Tultepec a participar en el proceso de regulación.

Refirió que luego de la tragedia ocurrida ayer se solicitó al gobierno federal para analizar detalladamente las causas de las explosiones en el barrio La Saucera.

“Habrá que ver la procedencia de los materiales, de dónde vienen los precursores, habrá que tener una política clara, para capacitar perfectamente bien a los cuerpos de bomberos a efecto que no se den estos hechos”, indicó.

Señaló que se analiza si se utilizaron los protocolos de seguridad para atender la emergencia que se suscitó, pues, al parecer el agua con la que los bomberos trataron de sofocar el fuego de la primera explosión al combinarse con otros elementos se proliferó y se desencadenaron las otras explosiones.

“Tomamos cartas en el asunto, habrá que ver junto con la Secretaría de la Defensa, los elementos constitutivos para elaborar la pirotecnia si esto es legal y quién está funcionando de manera clandestina”, insistió.