La Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) informó que inició laremoción de los restos del avión accidentado en Durango para concentrarlos y serán resguardados para su inspección detallada.

También indicó que iniciaron las entrevistas preliminares a la tripulación, pasajeros, personal de tierra y controladores aéreos.

Asimismo, continúa la recopilación de información documental y registros adicionales.

“Se realizaron trabajos de campo, incluyendo la inspección de la pista y el sitio​ del accidente, la toma de mediciones, fotografías y sobrevuelo. Se recuperaron las memorias no volátiles de la aeronave, grabadoras de voz y datos, conocidas como cajas negras”, detalló la DGAC.

La DGAC también refirió que la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) trabaja con las representaciones diplomáticas de los países involucrados a fin de coordinar la ayuda que los pasajeros extranjeros requieran; en tanto la empresa Aeroméxico les presta asistencia a todos y a sus familiares.

La mayor parte de los pasajeros del avión accidentado ya fueron dados de alta.

En los términos del Anexo 13 de la OACI, el Estado que lleva a cabo la investigación del accidente no dará a conocer la información obtenida para fines distintos a la investigación.

Fuente: Excelsior