La leche materna provee de agua, nutrientes, grasas y anticuerpos a los bebés recién nacidos; incluso la Organización Mundial de la Salud recomienda que sea el único alimento de los neonatos durante los primeros seis meses de vida.

Sin embargo, precisó la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en su blog, lo recomendable es continuar con ese tipo de alimentación hasta los dos años de vida como mínimo, ello, al complementar de manera adecuada con otros alimentos inocuos.

La dependencia federal recordó que a partir del 1 de agosto pasado y hasta el día 7 se conmemora la Semana Mundial de Lactancia Materna en más de 170 países con la finalidad de fomentar la alimentación de ese tipo y mejorar la salud de los bebés en el mundo.

Expuso que una buena mayoría de mujeres son capaces de amamantar a sus bebés siempre y cuando cuenten con información, el apoyo de sus familias y del sistema de atención de salud.

Lo anterior, agregó, aunado a que en la actualidad existen en el mundo movimientos sociales que apoyan a las madres a amamantar en horarios laborales y lugares públicos, por lo que recomendó participar en algunos de estos movimientos para difundir y aceptar la lactancia materna que deriva en beneficios de salud para los bebés.