Francisco Garfias

 

El Presidente de la República ganará 108 mil pesos mensuales; yo voy a ganar 40 mil, “así que váyanle calculando…”, les dijo Claudia Sheinbaum, virtual jefa de Gobierno electa, a diputados de la coalición Juntos Haremos Historia.

La advertencia la hizo durante una reunión celebrada hace semanas en el Hotel Holliday Inn de Tlalpan.

Uno de los legisladores presentes nos confesó que se quedó con el ojo cuadrado. Si ella va a ganar 40 mil ¿Cuál será la dieta de los diputados que integran el primer Congreso de la Ciudad de México? ¿30 mil? ¿20 mil?

No sólo eso. Sheinbaum ya les dijo que la diputada federal saliente, Ernestina Godoy, será la próxima coordinadora del grupo de Morena en la Cámara de Diputados local.

Iba a ser Alejandro Encinas, pero se lo jalaron a la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración de la Segob. Y tiró línea: no quiere que se modifique una coma de las iniciativas que envíe al Congreso local. Tampoco va por un fiscal ciudadano. “No es conveniente por ahora”, les dijo, según la fuente. Y más. Adelantó que las comisiones que habrá en la Cámara de Diputados de la CDMX se van a reducir a la mitad.

Lo curioso es que nadie protestó por la línea que la próxima jefa de Gobierno le tiraba miembros del poder legislativo local, sino que ¡se descosieron en aplausos!

En primer el Congreso local de la Ciudad de México, Morena tendrá 38 diputados, 4 más de los necesarios para alcanzar la mayoría absoluta y con sus aliados, el PT y el PES, podría llegar a 42. Número más que suficiente para aprobar todas las leyes que no tengan el carácter de constitucionales.

Tiene mayoría en la Cámara de Diputados federal y en el Senado de la República, así que váyanle calculando.

  • Sabemos que AMLO piensa enfrentar al crimen organizado con becas que sean alternativa para evitar que los ninis se contraten como sicarios, pero también con una amnistía a cierto tipo de malosos, la legalización de la mariguana y programas de prevención.

Ya está anunciada la creación de una supersecretaría de Seguridad, a cargo de Alfonso Durazo, la desaparición del Cisen y la creación de la Agencia Nacional de Inteligencia “que espiará criminales y no opositores”.

La gran pregunta, sin embargo, es cuánto tiempo piensa mantener a las Fuerzas Armadas en el ya muy sangriento combate al crimen organizado. ¿Los va a retirar? ¿Va a dejar desprotegidos a cientos de miles de pobladores de entidades azotadas por el crimen organizado? ¿En serio va a asumir esa responsabilidad?

A juzgar por lo que se ha filtrado, los soldados no regresarán a sus cuarteles ni los marinos, a sus bases navales en lo inmediato.

El hecho de que se plantee la creación de la Guardia Nacional, con elementos militares y policías, así lo indica.

Durazo calcula el retiro de los militares en tres años, sin explicar por qué habló de ese lapso.

El virtual presidente electo, el miércoles recibe por fin su constancia de mayoría, asistirá hoy, en Ciudad Juárez, al arranque de los Foros de Consulta para trazar una Ruta de Pacificación Nacional.

En los foros participarán víctimas de la violencia, autoridades locales, académicos, representantes de la sociedad civil, grupos religiosos y representantes de grupos vulnerables. Por enésima vez nos dicen que van por “soluciones innovadoras” para responder al deterioro de las condiciones de seguridad en el país.

La verdad es que hasta el momento AMLO no ha presentado una estrategia de seguridad sólida.

  • De los partidos tradicionales, el PRD es el que quedó reducido al “cascarón”, peor que el PRI, que ya es decir. Refundar al “partido de las tribus” es tarea de titanes.

Una de esas tribus, las de Los Chuchos, se reunió durante tres días en Oaxtepec. Planteó que el PRD debe ser una oposición con planteamientos propios y no en función de los de AMLO.

“No seremos una oposición que asuma posiciones extremas frente al nuevo gobierno. Acompañemos las propuestas que sean acordes con nuestra línea política y seamos intransigentes, con aquellas que atenten contra ella y amenacen los derechos y libertades ya ganados”, escribió ayer Jesús Ortega. En síntesis, se propone que el sol azteca sea una “oposición propositiva”.

¿Cómo la del Pacto por México?, es pregunta.

  • El Consejo Nacional del PAN está convocado para el 11 y 12 de agosto. En ese cónclave será elegida la Comisión Electoral que organizará el proceso interno para renovar a la dirigencia nacional.

Hay tres aspirantes serios, Marko CortésRafael Moreno Valle y Roberto GilMarko lleva, aparentemente, la delantera. La estructura del partido está con él. La bronca es que trae el fierro de Ricardo Anaya. Eso dificulta la tarea de reunir al PAN. Además, ya confesó que nunca estuvo de acuerdo con el Frente, pero cuando debió hablar se quedó callado.

Moreno Valle es el de más colmilludo de los tres. Trae puentes con Morena, pero es portador del virus del PRI, partido en el que militó.

Roberto Gil es de las pocas figuras que quedan en el PAN, pero quedó muy cuestionado por los anayistas, luego del episodio de los senadores rebeldes, grupo al que perteneció.

http://www.elarsenal.net