Un problema vecinal dejó como saldo 2 muertos y un lesionados en balacera en Coyoacán. El Magistrado Miguel Enrique Sánchez Frías, integrante del Primer Tribunal Colegiado Penal de la Ciudad de México (CDMX), fue herido por tres disparos de arma de fuego y trasladado, vía aérea, a un hospital cercano.

 

La esposa del Magistrado y el presunto agresor murieron en el incidente.

 

 

“Fue un conflicto vecinal, el agresor mata a la esposa de un Magistrado, hiere al Magistrado, y cuando la policía está en negociación con él; él mismo se dispara (se suicidó). Hay dos armas, pero será la Procuraduría de Justicia la que brinde detalles”, declaró Raymundo Collins Flores, secretario de Seguridad Pública de la Ciudad de México. “El reporte que tenemos es que el Magistrado tiene dos heridas de bala en el pecho y una en un brazo, pero está estable. Parece que es un conflicto vecinal de hace tiempo. Había dos niños en el lugar de los hechos; los hijos de ellos”.

 

 

Debido al hecho, un fuerte dispositivo de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP-CDMX) y del Grupo Especial de Reacción e Intervención (GERI) de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) capitalina se trasladaron a la Unidad Habitacional que se ubica en el número 174 de la calle Mirador y la calle Rancho Vista Hermosa en la colonia Mirador, perímetro de la delegación Coyoacán.

 

“Escuché balazos como al cuarto para las 7 a.m.; duraron hasta las 7 en punto y después otra vez como a las 07:10 a.m. Después salí y ya estaba todo lleno de policías, todo acordonado. Solamente conocía de vista al Magistrado porque luego llegaba con sus escoltas, pero nada más”, aseveró Agustín, vecino de la calle Mirador.

 

Según declaraciones iniciales, el conflicto se registró en el interior de la unidad habitacional; sin embargo, el cuerpo del presunto agresor, de nombre Haxel, un hombre de aproximadamente 35 años, estaba en la calle, a veinte metros de la entrada del inmueble.

 

En el interior de la vivienda quedó el cuerpo de una mujer de aproximadamente 45 años de edad y en el lugar del crimen fueron localizadas tres armas de fuego, dos tipo revólver y una tipo escuadra.

 

Policías de Investigación de la PGJ recaban indicios y versiones de testigos para esclarecer el doble homicidio. A unos metros se encuentra una de las cámaras de videovigilancia del Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano de la Ciudad de México (C5) que aportará valiosa información.

 

Servicios Periciales trasladaron los cuerpos hacia el Servicio Médico Forense.

 

Fuente: Excelsior