La Agencia Espacial Mexicana (AEM), organismo descentralizado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), realizó estratégico taller de trabajo, en las instalaciones del Instituto de Desarrollo Social (INDESOL), con el objetivo de evaluar y medir necesidades satelitales de nuestro país en este momento, en rubros como la gestión de recursos ambientales o la seguridad de la población ante desastres.
Al respecto, el Director General de la AEM, Dr. Javier Mendieta Jiménez, recordó que México es líder latinoamericano por su sistema satelital de telecomunicaciones MexSat, colocado en lo conocido como “Órbita Geoestacionaria” (aproximadamente a 36,000 km de la tierra), un sistema de vanguardia que es motivo de orgullo y que presta grandes servicios a nuestro país.
“Y, al mismo tiempo, como país necesitamos ahora comenzar a contar con los servicios de lo conocido como Satélites de Órbita Baja, otro tipo de pequeños satélites complementarios que se colocan a unos 200-400 km del nivel del mar, hacia un promedio del 1% de la distancia en que se colocan los satélites de telecomunicaciones, y que brindan otros invaluables servicios a la población”, explicó.
Éstos, agregó, son capaces de realizar el monitoreo (percepción remota) necesario para alertas tempranas en casos de huracanes y fenómenos hidrometeorológicos, y en tiempos de no desastre, realizar tareas de gestión de recursos ambientales y alimentarios, medición de cambio climático y otras tareas.
Además, destacó el científico, son más pequeños, más baratos, y, lo más importante, pueden comenzar a desarrollarse por talento mexicano, como ya lo hace el proyecto piloto de Nanosatélite AzTechSAT-1, que lanzaremos en 2019 desde la Estación Espacial Internacional, misma que orbita a este promedio de 400 km de la tierra, señaló.
Respecto al prioritario tema de la seguridad satelital de la población ante desastres causados por fenómenos naturales, Mendieta ilustró con un dato insignia de Kaushik Basu, Vicepresidente Senior y Economista en Jefe del Banco Mundial, referente a una terrible tormenta que azotó India hace poco más de una década, tragedia que causó 10,000 muertes:
“India implementó entonces un sistema de alerta temprana con uso de satélites de este tipo, de modo tal, que otra tormenta de mismas dimensiones físicas que hace no mucho azotó de nuevo el mismo lugar, esta vez arrojó menos de 100 muertos. La alerta temprana y evacuación que ésta posibilitó, van haciendo toda la diferencia, de diez mil a cien”, puntualizó.
Dado que los huracanes están aumentando cada año su frecuencia e intensidad, el director de la AEM agradeció ampliamente su asistencia a este taller a las compañías nacionales, instituciones académicas y autoridades clave como la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), pues esta actividad conjunta permitió identificar importantes necesidades y alcances de una constelación de satélites y segmento terrestre, Infraestructura Espacial que pueda apoyar al socorro y al beneficio del pueblo de México.
Y es que a lo largo de este encuentro eminentemente técnico y práctico, los participantes pudieron simular y modelar casos para identificar la calidad y cantidad de datos que se reciben vía satelital, analizaron su frecuencia y nivel de respuesta de acuerdo con la variación diaria, semanal, mensual y estacional, además observaron las fuentes para obtener datos y propusieron soluciones para la gestión y distribución de los mismos.
Concluyeron que implementar una estrategia articulada, de “Triple Hélice Espacial” entre las instituciones de gobierno, academia, e industria, permitiría que los datos satelitales se diseminaran correctamente a las personas adecuadas, en el formato apropiado y en el tiempo requerido, de manera que se optimice la acción humanitaria oportuna en los momentos de desastre, así como cotidianamente se apoyara la gestión de recursos ambientales y alimentarios.
Finalmente, se agradeció el apoyo que como coorganizador ofreció Lockheed Martin, entidad especializada en la industria aeroespacial dedicada a la investigación, diseño, desarrollo, manufactura, integración y mantenimiento de sistemas, productos y servicios de tecnología avanzada, misma que en 2015 colocara exitosamente en su órbita geoestacionaria al satélite Morelos 3, del Sistema Satelital Mexicano MexSat, actualmente en operación.