Al entregar su propuesta de Agenda Digital al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) propuso la creación de la Secretaría de las Tecnologías de la Información y Comunicación, para la modernización del país y el cumplimiento de las metas del nuevo gobierno en la materia.

El documento plantea el objetivo de ofrecer alternativas democráticas de acceso a la información a los mexicanos, impulsar una iniciativa de Ley Federal de Ciberseguridad, Derechos Digitales, Soberanía Digital y propiedad de Datos, así como promover la creación de una carrera universitaria en Seguridad Digital.

De acuerdo con el gremio, se debe considerar como una política de Estado prioritaria la inclusión digital y la cobertura, todas las opciones de E-Gobierno, la educación, la innovación tecnológica, salud, cultura, redes sociales, así como la eliminación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) para la mayor asequibilidad de la población a las TICS.

En la presentación del documento, en el auditorio del STRM, estuvieron presentes su secretario general, Francisco Hernández Juárez; Abel Hibert, asesor económico del presidente electo, Oscar Valverde, especialista de la OIT para Actividades con los Trabajadores.

El sindicato destacó la importancia de hacer de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TICS) un instrumento para el cambio del modelo de desarrollo económico, político y social, así como alcanzar la cobertura universal que permita el cumplimiento a cabalidad del Artículo Sexto Constitucional.

Los telefonistas explicaron que la agenda pretende el impulso y desarrollo del sector en convergencia con sentido social, es decir, en favor de la sociedad mexicana y el equilibrio de su inclusión por encima de los esquemas competitivos para una mejor cobertura nacional.

“Consideramos que el objetivo central de la reforma en telecomunicaciones es la promoción del aumento de la cobertura, la garantía de acceso a las tecnologías de la información y las comunicaciones, para lo cual es fundamental que los modelos tarifarios permitan la recuperación de costos, que generen los incentivos para la reinversión y expansión”, plantearon.

Ante el reto que representan las TICS y la comunicación, y la imperiosa necesidad de conectar a los más de 50 millones de mexicanos en niveles de pobreza a la digitalización, así como mejorar la calidad del servicio que se prestan, se presenta una agenda digital con visión social, plantearon.

En la agenda de 14 puntos se reflejan las necesidades primordiales que vinculan los planes dados a conocer por el equipo de transición del nuevo gobierno, donde la organización sindical está dispuesta a aportar su experiencia y conocimiento para alcanzar y superar las metas trazadas en el sector.

Entre esos puntos se encuentra la de generar la consolidación de un programa de digitalización universal en el país; identificación y superación de obstáculos que inhiben el crecimiento de la red, la infraestructura, cobertura y el entorno digital mexicano para interconectar a la mayoría de la población en los próximos años, generando condiciones de igualdad competitiva en convergencia.

También se pretende el crecimiento de la infraestructura mediante inversión y el desarrollo de modelos de costos y tarifas que estimulen la actividad económica y la competitividad, propiciando la conversión a la economía digital, la sociedad del conocimiento, la creación de empleo, expandir oportunidades de comercio e inversión y el empoderamiento, generando con ello un impacto en el Producto Interno Bruto (PIB).

La propuesta busca la equidad regulatoria de telecomunicaciones y radiodifusión. Inversión y responsabilidad social como vía a la convergencia plena de los servicios y las plataformas tecnológicas; eliminación del IEPS al sector telecomunicaciones para beneficio directo al usuario; respeto a las prioridades nacionales, a la autonomía del órgano regulador y del marco jurídico.

Además, basados en las mejores prácticas internacionales, impulsar la creación de una Secretaría de Política Digital, Innovación y TICS, que coordine la implementación de las políticas públicas en el sector en los ámbitos federal, estatal y municipal.

Asimismo, la creación de un programa integral de educación digital basado en las tecnologías de la información y comunicación, que promueva las capacidades digitales y reduzca desigualdades en lo económico, social, cultural, tecnológico, educativo, político y generacional; e impulsar el desarrollo de Ciudades Inteligentes de la mano de Consejos Económicos y Sociales de Política Digital.

Fuente: NTX