“Los académicos que hemos forjado las universidades públicas estatales estamos obligados a solicitar al próximo gobierno federal que incremente nuestro presupuesto, reconociendo así que nos hemos esforzado por ampliar la matrícula, por multiplicar los espacios educativos y por proveer educación de calidad, con una planta docente cada vez más capacitada y calificada”.

Al encabezar el primer informe de actividades del director de la Facultad de Contaduría y Administración de la UAEM, Marcos Rafael García Pérez, el rector de la Universidad Autónoma del Estado de México, Alfredo Barrera Baca, sostuvo que aunque la máxima casa de estudios mexiquense genera recursos propios, a través de la impartición de programas de estudio, cursos de capacitación a servidores públicos y proyectos de triple hélice, su presupuesto es insuficiente para contribuir al fortalecimiento de  la educación superior.

En el Campus “Los Uribe” de la UAEM, destacó la pertinencia social de las temáticas que abordan los cuerpos académicos de la Facultad de Contaduría y Administración, directamente relacionadas con la generación de conocimiento y la formación de capital humano para el estudio del comportamiento financiero, las tecnologías de la información en la economía del conocimiento y las finanzas bursátiles.

De igual manera, reconoció a la comunidad de la Facultad de Contaduría y Administración, que suma tres mil 825 estudiantes, la mayor matrícula de la Autónoma mexiquense; además, recientemente se aprobó el Doctorado en Administración y Alta Dirección.

Marcos Rafael García Pérez subrayó que “los logros de la Facultad durante el reciente año no hubieran sido posibles sin un adecuado y responsable ejercicio de los recursos asignados. 61 por ciento de ellos se destinó al rubro de becas, en beneficio de nuestros estudiantes”.

El resto, abundó, se aplicó al financiamiento de estancias académicas y de investigación, participación de estudiantes y docentes en cursos para el aprendizaje del idioma inglés, promoción y divulgación del trabajo de investigación y programas de movilidad estudiantil y académica.

En el rubro de infraestructura, García Pérez reportó el equipamiento de una sala especializada de computación, el mantenimiento de diversos edificios, como el “C”, que fue impermeabilizado, cambio de lámparas neón por leds, cambio de domos rotos consecuencia de fenómenos naturales, así como la remodelación de los sanitarios del edificio “D”.