Los indicadores educativos y la realidad cotidiana de miles de escuelas indígenas y multigrado en el país muestran un importante reto para cerrar las brechas de desigualdad, aseguró el subsecretario de Educación Básica de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Javier Treviño Cantú.

Al inaugurar el “Encuentro Internacional de Educación Indígena 2018”, y en el marco del 40 aniversario de la creación de la Dirección General de Educación Indígena (DGEI), el funcionario destacó que sin desconocer lo anterior, es indudable que el país cuenta con mejores condiciones jurídicas, institucionales, sociales y políticas.

Lo anterior, dijo, para avanzar con mayor celeridad en el cumplimiento del mandato constitucional de garantizar una educación de calidad con equidad e inclusión para todas las niñas, niños y jóvenes.

Treviño Cantú explicó que “la educación indígena ha evolucionado desde los enfoques de la educación bilingüe, bicultural, intercultural bilingüe, de atención a la diversidad lingüística y cultural, hasta avanzar hoy a una política pública integral desde la perspectiva de derechos”.

Al respecto, subrayó que la magnitud de los retos obliga a reportar el trabajo coordinado y en colaboración con las diversas instancias del Estado mexicano, organizaciones sociales y comunitarias, asociaciones civiles, centros de investigación e instituciones de educación superior, entre otros, para innovar, construir, dar seguimiento y evaluar las políticas y programas.

“En todo lo que está destinado a atender las demandas y necesidades de la población indígena de nuestro país, estamos convocados a trabajar con responsabilidad y a ser partícipes de esta tarea y este encuentro internacional constituye un espacio que aportará valiosas reflexiones y propuestas”, dijo.

Y es que, precisó, la reforma educativa ha constituido un paso fundamental para garantizar el acceso de todas las niñas, niños, y jóvenes del país, a una educación de calidad inclusiva, con equidad, y respetuosa de la diversidad étnica y lingüística.

“La reforma educativa parte de una reforma clave al artículo tercero de la Constitución que establece que el Estado garantizará la calidad en la educación obligatoria, de manera que los materiales y métodos educativos, la organización escolar, la infraestructura educativa, y la idoneidad de los docentes y de los directivos, garanticen el máximo logro de aprendizaje de los educandos”, puntualizó.

Agregó que a la fecha, se ha renovado en un trabajo conjunto con el profesorado indígena, especialistas, académicos y equipos de la DGEI, los libros de texto gratuito, además de que se han creado por primera vez 22 programas de la asignatura Lengua Materna dentro del nuevo currículum planes y programas.

Por su parte, la directora general de la Dirección General de Eduación Indígena, Rosalinda Morales Garza, aseguró que los maestros indígenas han pasado por las aulas con el firme propósito y el anhelo de construir una educación de calidad para todos.

Y ante ello, indicó, “hay que dialogar con los pueblos indígenas para entendernos y trabajar con ellos”.

Agregó que “la DGEI ha llegado a la celebración de los 40 años con un gran anhelo de seguir construyendo una educación pertinente, con inclusión y equidad para los pueblos indígenas, con el apoyo de todos los programas de la SEP en el que participan prioritariamente las escuelas indígenas, y que esta perspectiva de equidad e inclusión permanezca en los años por venir”.

 

Fuente: NTX