Con el propósito de que el Senado múltiplique su participación legislativa para lograr erradicar el delito de trata de personas, la senadora Beatriz Paredes Rángel presentó un punto de acuerdo en la materia.  
 
La propuesta, que fue aprobada de urgente y obvia resolución,  vincula específicamente la trata de menores de edad para la explotación sexual en la región de los estados de Tlaxcala, Puebla y la Ciudad de México, así como en las zonas fronterizas del país.
 
La legisladora del PRI propuso convocar a los funcionarios de los  Poder Ejecutivo y Judicial para que presenten ante las comisiones de Derechos Humanos, de Justicia y de Seguridad blica las medidas jurídicas y las decisiones de política pública que han instrumentado para erradicar el problema.
 
También solicitó que se convoque a las autoridades del Instituto Nacional de Migración, (INM) y de la ProcuraduríaGeneral de la República (PGR) para que expliquen ante las citadas comisiones, cuáles son las medidas jurídicas y las decisiones de política pública que han instrumentado para abatir la trata en las zonas fronterizas, tanto para connacionales como para extranjeros que son víctimas de ese delito.
 
Además, que se instruya a las comisiones de Justicia y Derechos Humanos del Senado para que realicen las reformas legislativas, las estrategias de presupuestaciónde seguimiento y evaluación para garantizar las políticas públicas que sean efectivas para combatir la trata de personas en el país.
 
El punto de acuerdo que fue respaldado por senadores de diversos Grupos Parlamentarios, se turnó a la Comisión de Derechos Humanos.