La Organización Internacional del Trabajo señaló que si bien el mundo ha alcanzado un nivel de prosperidad inédito hasta la fecha, el ritmo de crecimiento económico actual se sigue manteniendo muy por debajo del que había antes de la crisis financiera de 2008.

En la actualidad, expuso, en todo el mundo ya hay más de 200 millones de personas desempleadas; 30 millones más que en 2008 y si se tienen en cuenta a las que han abandonado la fuerza de trabajo, se observa un “déficit de empleos” de aproximadamente 62 millones, expuso.

La OIT indicó que la tasa de desempleo de los jóvenes es mucho más alta que la media de desempleo de la población general, y en muchos casos la duplica con creces, además de que hay más hombres que mujeres con trabajo.

Sin embargo, la tasa de participación de las féminas en el mercado de trabajo sigue siendo un 26 por ciento inferior a la del sexo masculino, aunque aumentó de manera considerable en el siglo pasado.

De acuerdo con los datos más recientes de que dispone el organismo internacional, las diferencias salariales de género se mantienen por encima del 20 por ciento y no hay nada que indique claramente otra cosa o que se están reduciendo con rapidez.

Por otra parte, continuó, sigue habiendo una proporción desmesurada de mujeres entre las personas que se dedican a formas atípicas de trabajo y al empleo familiar no remunerado.

Mencionó que las tendencias demográficas actuales traen al mercado de trabajo 40 millones de personas cada año, lo cual implica que de aquí a 2030 la economía mundial deberá crear más de 600 millones de nuevos puestos de trabajo.

Lo más probable, consideró la OIT, es que sean empleos en el sector de los servicios, que actualmente representa alrededor de 49 por ciento del empleo total, frente a la agricultura, con 29 por ciento, y a la industria, con 22 por ciento.

Consideró que estos trabajadores deberán ser el sostén de un número creciente de personas mayores, ya que la proporción de personas mayores de 65 años, que actualmente es de ocho por ciento de la población total, aumentará a aproximadamente 14 por ciento en 2040.