Luis Serieys Zárate
 
Pese a que la VII Legislatura de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), fue calificada en diversas tribunas como la peor desde que se creó éste órgano Leonel Luna Estrada, presidente de la Comisión de Gobierno aseguró que el balance de sus trabajos es positivo.
 
El legislador señalado constantemente por diputados de la oposición al PRD en la ALDF como un mal líder, con poca convocatoria y al servicio del PAN y el PRI en la legislatura, señala que la VII y última Legislatura tiene un balance es positivo, y con ello se cierra un importante ciclo en la entidad para arribar, el próximo lunes 17 de septiembre, a un nuevo régimen que será el Congreso de la Ciudad de México.
 
“Estamos concluyendo una Legislatura compleja, que estuvo conformada de manera plural y en la que se tuvieron que tomar muchos consensos, acuerdos y negociaciones fundamentales para beneficiar siempre a la capital y sus habitantes”, afirmó el legislador.
 
La VII y última legislatura de la ALDF deja un legado importante y un andamiaje jurídico sólido que responde a las principales necesidades y demandas de los ciudadanos, aunque la coordinadora de Morena el próximo Congreso, Ernestina Godoy calificó las leyes secundarias de la Constitución local como incompletas.
 
Aseguró que durante los últimos tres años, el trabajo en la Asamblea Legislativa fue arduo y los acuerdos aprobados ante el Pleno se dieron gracias al consenso de las diversas fuerzas políticas que la conformaron órgano legislativo, aunque fue acusado de no tener poder de convocatoria porque tardó 3 días en poder realizar el último periodo Extraordinario para cumplir una orden judicial.
 
En dicho periodo se presentaron 866 iniciativas de ley, se realizaron 590 reuniones de comisiones, de las cuales 81 fueron de comisiones especiales y 35 de comités.
 
De igual manera, se llevaron a cabo 248 sesiones ordinarias y extraordinarias. Sólo durante 2017 y 2018 las y los diputados de la VII Legislatura aprobaron en Pleno más de 100 leyes y reformas, entre las que destacan la nueva Ley de Vivienda y la Ley de Transparencia, así como las leyes de Comedores Sociales, de Cultura y la de Bebé Seguro.
 
Se consiguió impulsar reformas de transcendencia para concretar el sistema integral de protección social para los adultos mayores en la capital; incrementar la pena a quien cometa el delito de abuso sexual y para crear en la entidad un fondo destinado para seguros de vivienda.
 
“A través de reformas garantizamos que programas sociales se elevaran a rango de ley, sobre todo aquellos asuntos en los que la Ciudad de México es vanguardia de derechos y la libertades”, indicó.
 
“Aprobamos algo fundamental que son las primeras leyes secundarias que mandata la Constitución Política de la Ciudad de México y que con las que hoy se tienen las bases para la nueva organización administrativa y política de la entidad: La Ley Orgánica del Congreso de la Ciudad de México; la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo y de la Administración Pública de la Ciudad de México; la Ley de Alcaldías de la Ciudad de México; Ley Orgánica del Poder Judicial de la Ciudad de México; la Ley de la Sala Constitucional del Poder Judicial de la Ciudad de México y la nueva Ley Electoral”.
 
“Reconozco el esfuerzo que hizo cada uno de los 66 diputados de los diferentes Grupos Parlamentarios que integraron la VII Legislatura”, destacó el presidente de la Comisión de Gobierno.
 
 “Nos tocó vivir una momento histórico y una época complicada que coincidió con una elección. Hoy la Ciudad de México transita hacia un esquema nuevo de gobierno y de administración, deseamos que le vaya bien a la nueva administración, porque así también le irá bien a la ciudad y a sus habitantes”, concluyó el diputado.
 

serieys@hotmail.com