El Amparo 17/2015, “el olvidado”.

 

Por Mina Moreno

 

Existe un amparo indirecto del que no se ha oído hablar, no se menciona ni en los discursos, ni en las manifestaciones, ni en las planas principales de la prensa escrita, ni en redes sociales, ni en los grandes medios de comunicación radio y televisión.

 

No obstante ello, perdido en el maremágnum de la información y del mismo Caso Ayotzinapa,  sí existe un amparo y más aún,  en la zona donde ocurrieron los hechos, en Iguala.

 

El  amparo se encuentran radicado en el Juzgado Noveno de Distrito en el Estado de Guerrero, con residencia en Iguala,  bajo el número 17/2015, Gabriel Domínguez Barrios, es el Juez.

 

El amparo 17/2015, es el único que existe en el Estado de Guerrero y curiosamente,  no fue promovido por ninguno de los familiares de los 43, ironías de la vida.

 

Pero, como todo tiene una historia, el amparo 17/2015, el olvidado,  no está exento de ello.

 

Y, comienza así.

 

En enero de 2015, una mujer de nombre Cecilia Ruíz Sánchez promovió un amparo en el estado de Oaxaca por la desaparición forzada de los 43 de Ayotzinapa contra el Presidente de la República, Secretario de Gobernación, Procurador General de la República, Gobernador  de Guerrero, Secretario de Seguridad Pública de Guerrero, Presidente Municipal de Iguala, Presidente Municipal de Cocula,  Secretario de Seguridad Pública, Director de la Policía Municipal de Cocula, de Guerrero, Gobernador de Oaxaca, Secretario de Seguridad Pública y Procurador General de Justicia, de Oaxaca.

 

El amparo que fue admitido por el Juzgado Quinto de Distrito en el Estado de Oaxaca, quien concedió de plano la suspensión de los actos reclamados, sin embargo, se declaró incompetente y lo remitió a Iguala, fue el Tribunal Colegiado en Materias Penal y Administrativa del Décimo Tercer Circuito,  el que se encargó de resolver el conflicto competencial.

 

Alejandro Castro Peña, fue el Juez que  el seis de mayo de 2015 se avocó a la tramitación del amparo 17/2015, “el olvidado”.

 

Sin embargo, lo cierto es,  que éste siguió los palos de ciego dados por el Juez de Oaxaca, al ordenarse mandar comunicaciones al extranjero para la localización de los 43, pues se enviaron peticiones de búsqueda a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores a los países de Salvador, Belice, Honduras, Guatemala y los Estados Unidos de América???

 

Y una pregunta lógica es ¿y para que hizo eso?

 

La búsqueda de los 43 se circunscribe específicamente a la zona de desaparición, y su alrededores, pero ¿qué tienen que ver los países indicados?

 

Un desatino más lo fue la carta rogatoria enviada al Comité contra la Desaparición Forzada de la ONU para que cooperara en la búsqueda de los 43, la cual fue rechazada por no reunir los requisitos establecidos en la Convención Internacional para la Protección de Todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas, así como del Reglamento del Comité.

 

Durante meses y años, debido a la falta de pericia, de conocimientos jurídicos sobre las desapariciones forzadas, sobre derechos humanos y Tratados Internacionales, se dieron pasos en falsos que no conducían a nada.

 

El 16 de octubre de 2017, el Juez Gabriel  Domínguez Barrios asumió el cargo de Juez Noveno de Distrito en el Estado de Guerrero, con residencia en Iguala, y  el 27  de noviembre de 2018, dictó un acuerdo importante, después de un estudio de las más de quince cajas que integran el amparo 17/2015 y del desatino en el proceso de investigación.

 

El Juez Gabriel Domínguez determinó que en base a los Tratados Internacionales y la sentencia dictada por la Corte Interamericana de los Derechos Humanos, en el Caso Radilla Pacheco contra el Estado Mexicano, se debía redireccionar lo realizado dentro del amparo 17/2015,  sobre la desaparición forzada de los 43, toda vez que no se ha conducido una investigación eficaz.

 

Y solicitó al Presidente de la República, a la Procuraduría General de la República, a la Secretaría de la Defensa Nacional, a la Comisión Nacional de Seguridad,  al Gobernador y al Procurador, del Estado de Guerrero y al Presidente Municipal de Iguala para que informaran de forma detallada, clara, completa y en orden cronológico las medidas de investigación, así como el resultado que han obtenido para lograr la localización de los 43, o en su caso, si es que han tenido noticias para hallar sus restos mortales.

 

El caso de Ayotzinapa tiene muchas aristas e intervienen diversos actores de todos los ámbitos,  en la búsqueda y localización de los 43, la existencia de un amparo del que nunca se habla, que es el 17/2015 “el olvidado”, es una muestra de ello.

 

Celebro la determinación del Juez Gabriel Domínguez Barrios de realizar correctamente su función como juzgador y no dejarse intimidar por tener el único juicio de amparo tramitado en el Estado de Guerrero sobre la búsqueda y localización de los 43, y las consecuencias nacionales e internacionales que ello genera.

 

Por cierto, el Juez Gabriel Domínguez es de los pocos juzgadores federales que NO promovió amparo contra la disminución de salarios.

 

Lo que, sin lugar a dudas, demuestra quien defiende el salario,  y quien verdaderamente está comprometido con la Justicia y  considera un honor servir a la Nación.

 

serieys@hotmail.com

www.desdeabajo.com.mx

Síguenos también en Twitter:@semdesdeabajo y en Facebook: Desde Abajo Aca