Luis Serieys Zárate

Ciudad de México

27/12/2018

 

Curioso resulta en el Congreso de la Ciudad de México que el Comité de Administración y Capacitación de la Primera Legislatura, que preside quien fuera uno de los más cuestionados delegados del partido Morena, Rigoberto Salgado, sea el encargado de hacer llegar a la Junta de Conciliación Política el proyecto de dictamen de Presupuesto para 2019.

 

También resulta cuestionable que el grupo parlamentario de Morena en el Congreso Local se salte las obligaciones de una Comisión Ordinaria, en este caso las Comisiones Unidades de Presupuesto y Cuenta Pública y de Hacienda que deben dictaminar el Presupuesto 2019 y el proyecto lo entregue un Comité que ni siquiera está facultado para hacer dictámenes.

 

Esto podría tomarse como una muestra más de que los “autónomos” diputados del grupo de Morena que encabeza ahora el legislador Ricardo Ruiz Suárez, reciben instrucciones desde otras latitudes y el mensajero es uno de los “morenistas” de sepa que fueron premiados luego de ser delegados aunque fueron muy cuestionados por sus gobernados.

 

Lo cierto es que el documento entregado a la Junta de Conciliación Política con el presupuesto, ni siquiera va firmado por todos los legisladores que integran el Comité de Administración y Capacitación, por lo que ponen a dudar a los otros diputados de la autenticidad del trabajo de ese órgano legislativo y los pone a pensar quién les entregó el documento para hacerlo llegar a los diputados de la primer Legislatura del Congreso de la Ciudad de México.

 

 

 

serieys@hotmail.com