El secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, aseguró que se está haciendo todo lo posible por salvar a los lesionados por la explosión de un ductos petrolero en Hidalgo, que se encuentran “entre la vida y la muerte” por la gravedad de las heridas.

En breve conferencia de prensa en el Hospital de Lomas Verdes del IMSS, indicó que por el momento no se ha requerido apoyo de instancias extranjeras para tratar a los heridos que se encuentran en las unidades especializadas para la atención a quemados en nosocomios mexicanos.

Durante un recorrido por distintos hospitales a donde fueron trasladados algunas de las personas quemadas, señaló que las distintas dependencias de salud están coordinadas para atender la emergencia.

El funcionario afirmó que los familiares de los heridos pueden estar seguros de que se extreman los esfuerzos por mejorar sus condiciones de salud de estas personas, que en su mayoría se encuentran graves.

Acompañado por el director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Germán Martínez, dijo que a las 17:00 horas en Palacio Nacional, el gobierno mexicano hará un nuevo corte informativo sobre la explosión ocurrida ayer en el ducto de Petróleos Mexicanos en el municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo.

Alcocer Varela informó que de los 76 lesionados que se tenían registrados hasta las primeras horas de hoy, uno falleció.

Hasta la mañana de este sábado, se había atendido a una persona en el Hospital de Alta Especialidad de Zumpango; cinco en el Hospital Magdalena de las Salinas; siete en el Hospital Lomas Verdes; cinco en el Hospital 20 de Noviembre.

En el Hospital Central Sur de Alta Especialidad Picacho se encuentran seis heridos y uno en el Hospital Central Norte, de Petróleos Mexicanos (Pemex).

En Hospital de Alta Especialidad de Zumpango están ocho lesionados, dos en el Hospital Nicolás San Juan de Toluca, tres en el Hospital Militar, dos en el Hospital de las Américas, cinco en el Hospital Regional Valle del Mezquital (Hidalgo).

El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) de Ixmiquilpan atiende a cuatro personas heridas por la explosión, uno en el Centro Médico Familiar Mizquihuala, uno el Hospital General de Zona No. 5 de Tula, tres en el Hospital General de Actopan, y seis en el Hospital Integral Cinta Larga.

Al Hospital General de Tulancingo llegaron tres personas con quemaduras, ocho  al Hospital General de Pachuca, una al Hospital General de Medicina Familiar de Tepeji, dos al Hospital General de Tula, así como un paciente en manejo ambulatorio.

Fuente: NTX