Los senadores de Morena no sólo no regatearán el apoyo al presidente Andrés Manuel López Obrador en el combate a la corrupción, sino que impulsarán leyes para que el nuevo gobierno federal ponga fin a empresas fantasma, facturas falsas y venta ilegal de medicamentos, entre otros ilícitos, afirmó su coordinador, Ricardo Monreal.

El líder del grupo parlamentario de Morena en el Senado de la República resaltó el anuncio del Ejecutivo federal en el sentido de que una vez concluidas las acciones contra el llamado “huachicoleo”, se pondrán en marcha medidas del mismo nivel en el combate a otros actos de corrupción.

“Los senadores de Morena impulsaremos la Agenda Legislativa y las acciones para erradicar otras prácticas ilegales como las reformas contra las empresas fantasmas. ?Que se prohibirán los contratos que involucren dinero público con compañías que el SAT haya identificado como irregulares”, indicó en comunicado.

Recordó que esta propuesta, que se analiza en comisiones, sanciona con las mismas penas que el delito de defraudación fiscal, a quien expida, adquiera o enajene comprobantes fiscales que amparen operaciones inexistentes, falsas o actos jurídicos simulados.

Monreal Ávila resaltó la importancia de atacar este problema pues se estima que la evasión vía facturas falsas, para amparar operaciones inexistentes, equivale a cinco por ciento del Producto Interno Bruto, y que 70 por ciento de los que usan comprobantes apócrifos son del sector público.

Resaltó que se perseguirán los delitos por la venta ilegal de medicinas en hospitales en los tres niveles de gobierno, no sólo por la pérdida que representan al erario, sino porque propician el desabasto de medicamentos en el sector salud y ponen en riesgo a la población que los adquiere en el mercado negro.

Mencionó que estadísticas de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica refieren que la falsificación de fármacos y su comercio ilegal dejan al crimen organizado ganancias por más de 11 mil 500 millones de pesos anuales

Al respecto, el legislador expuso que cada año el sector salud pierde 18 millones de pesos en fármacos, producto en su mayoría, del robo hormiga en hospitales y farmacias, los cuales terminan en la venta callejera.

Fuente: NTX