La meta del gobierno federal es que la Guardia Nacional comience a operar a mediados de marzo, en tanto que concluye el proceso legislativo se formaron dos equipos para comenzar el proceso presupuestal y administrativo de esta nueva corporación, así como para la transición de la Policía Federal.

El secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, informó que están trabajando de manera paralela al proceso legislativo, porque están a contrarreloj y la intención es que al día siguiente de la aprobación en los 17 congresos locales comience de inmediato la operación de la Guardia. Consideró necesario también retomar el reclutamiento de los nuevos elementos, convocatoria que fue suspendida, luego de que “recibimos críticas de que nos estábamos adelantando.

“Estimamos que pudiéramos, si todo avanza como lo adelanta la Cámara de Diputados, que pudiera votar el jueves la iniciativa, estimamos que pudiéramos tener la meta constitucional de los 17 congresos a mediados de marzo. “Luego vienen las leyes secundarias, pero todo en paralelo, porque no hay tiempo que perder, pues la Policía Federal tiene capacidad de 3 mil 200 espacios anuales para capacitar y si nos fuéramos con la proporción de Colombia, necesitaríamos 360 mil elementos, necesitaríamos 100 años, no es posible, tenemos que iniciar de inmediato”, urgió.

Explicó que en estos momentos hay dos equipos de trabajo funcionando: “Uno para desarrollar todo el proceso de creación de la Guardia, que es el proceso legislativo, presupuestal y administrativo; y por otro lado una comisión al interior de la Policía Federal para proponer el programa de transición”. Dijo que hoy o mañana le presentarán al Presidente el plan de trabajo que les permita ir construyendo la Guardia Nacional en paralelo a lo que aún falta del proceso legislativo.