La Jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Margarita Ríos-Farjat, aseguró que mantener una alta recaudación y fortaleza institucional se traduce en la disminución de los costos operativos, porque actualmente se captan 54.8 pesos por cada peso invertido en los procesos de recaudación.

Durante su participación en el Foro Nueva Política Tributaria y de Fiscalización en México, señaló que las instituciones sólidas y cohesionadas contribuyen a generar certidumbre para la actividad económica, lo que redunda en confianza y crecimiento.

La jefa del SAT aseguró que la autoridad fiscal trabaja para mejorar la recaudación, a fin de lograr un crecimiento económico sin crear nuevos impuestos, basándose en dos pilares fundamentales de la administración actual: la austeridad y el combate a la evasión.

Agregó que se debe continuar impulsando el uso de las tecnologías para afianzar la cercanía de las instituciones con los ciudadanos; un ejemplo de ello es el Buzón Tributario, herramienta que 5.3 millones de contribuyentes ya utilizan como medio de contacto con la autoridad fiscal.

Fuente: NTX