Reformular el combate a drogas y reducir consumo, plantea el PND

De acuerdo con el Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2019-2024, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador plantea reformular el combate a las drogas y reducir los niveles de consumo.

El documento enviado por el Ejecutivo federal a la Cámara de Diputados la víspera propone que los recursos destinados a combatir el trasiego de drogas ilícitas sean aplicados en programas masivos, pero personalizados a reinserción y desintoxicación.

El texto de 298 páginas advierte que en materia de estupefacientes la estrategia prohibicionista es ya insostenible, no sólo por la violencia que ha generado sino por sus malos resultados en materia de salud pública.

El modelo prohibicionista, indica, criminaliza de manera inevitable a los consumidores y reduce sus probabilidades de reinserción social y rehabilitación.

Sostiene que la “guerra contra las drogas” ha escalado el problema de salud pública que representan las sustancias actualmente prohibidas hasta convertirlo en una crisis de seguridad pública.

“La alternativa es que el Estado renuncie a la pretensión de combatir las adicciones mediante la prohibición de las sustancias que las generen y se dedique a mantener bajo control las de quienes ya las padecen mediante un seguimiento clínico y el suministro de dosis con prescripción”.

Ello para en un segundo paso ofrecerles tratamientos de desintoxicación personalizados y bajo supervisión médica.

Erradicar corrupción, objetivo central en Plan Nacional de Desarrollo

En el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador erradicar la corrupción del sector público es uno de los objetivos centrales del sexenio, según el Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2019-2024 donde se establece prohibir las adjudicaciones directas.

Ante ello se propone al Congreso de la Unión la Ley Federal de Combate de Conflictos de Interés, se centralizarán las instancias de Contraloría, y se reforzarán mecanismos fiscalizadores como la Secretaría de la Función Pública y la Auditoría Superior de la Federación.

Además se reorientará la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda y se creará una unidad policial especializada en lavado de dinero.

Advierte que el Poder Ejecutivo Federal pondrá en juego todas sus facultades legales a fin de asegurar que ningún servidor público pueda beneficiarse del cargo que ostente, sea del nivel que sea.

Eso significa un combate total y frontal a las prácticas del desvío de recursos, la concesión de beneficios a terceros a cambio de gratificaciones, la extorsión a personas físicas o morales, el tráfico de influencias, el amiguismo, el compadrazgo, la exención de obligaciones y de trámites, y el aprovechamiento del cargo o función para lograr cualquier beneficio personal o de grupo.

Está además tipificar la corrupción como delito grave, prohibir las adjudicaciones directas; establecer la obligatoriedad de las declaraciones patrimonial, fiscal y de intereses de todos los servidores públicos; y eliminar el fuero de altos funcionarios.

Además fomentar la colaboración internacional tendiente a erradicar los paraísos fiscales, monitorear en línea y en tiempo real el dinero para adquisiciones, y realizar verificaciones obligatorias de los precios del mercado antes de cualquier adquisición.

Honestidad, bienestar y justicia, entre ejes del Plan de Desarrollo

El Plan Nacional de Desarrollo (PND), que el presidente Andrés Manuel López Obrador envió a la Cámara de Diputados, contempla 12 principios centrales mediante los cuales se busca transformar la vida pública del país para lograr mayor bienestar para todos los mexicanos.

Dichos ejes son: Honradez y honestidad, No al gobierno rico con pueblo pobre, Nada al margen de la ley; por encima de la ley, nadie, Economía para el bienestar, El mercado no sustituye al Estado, Por el bien de todos, primero los pobres, y No dejar a nadie atrás, no dejar a nadie fuera.

Además, No hay paz sin justicia, El derecho al respeto ajeno es la paz, No más migración por hambre y violencia, Democracia significa el poder del pueblo, así como Ética, libertad y confianza.

“Tal transformación requiere la articulación de políticas públicas integrales que se complementen y fortalezcan, y que en su conjunto construyan soluciones de fondo que atiendan la raíz de los problemas que enfrenta el país”, refiere el texto de 298 cuartillas publicado en la Gaceta Parlamentaria.

En el rubro Honradez y honestidad se explica que una de las características más destructivas y perniciosas en México ha sido la corrupción extendida y convertida en práctica administrativa regular, dado que inhibe el crecimiento económico y destruye el arreglo de la sociedad y el gobierno.

“Por eso estamos empeñados, en primer lugar, en acabar con la corrupción en toda la administración pública, no sólo la corrupción monetaria sino la que conlleva la simulación y la mentira”, se indica.

En el principio, No al gobierno rico con pueblo pobre se deja claro que los recursos se deben emplear con el único fin de cumplir las obligaciones del Estado con la población, particularmente con los más desamparados.

De tal suerte, se propone acabar con los desvíos de recursos públicos que han sido acompañados por el dispendio, la suntuosidad y la frivolidad a expensas del erario.

Ello, dado que “el enriquecimiento de algunos gobernantes se contrasta con la pobreza de millones. Por lo que, se pondrá fin al dispendio con una política de austeridad republicana”.

El punto tres, titulado Nada al margen de la ley; por encima de la ley, nadie, refiere que, ante el sistemático quebrantamiento de las leyes, tanto en su espíritu como en su letra, “hemos de desempeñar el poder con estricto acatamiento al orden legal, la separación de poderes, el respeto al pacto federal, en observancia de los derechos sociales y colectivos”.

Lo anterior, empezando por los derechos humanos, y el fin de la represión política; nada por la fuerza; todo por la razón y a través de solución de los conflictos, mediante el diálogo, poniendo fin a los privilegios ante la ley.

En cuanto a Economía para el bienestar, el gobierno del presidente López Obrador propone retomar el camino del crecimiento con distribución de la riqueza, por lo que insiste en su política de austeridad, disciplina fiscal, cese del endeudamiento y respeto a las decisiones autónomas del Banco de México.

Además, creación de empleos, fortalecimiento del mercado interno, impulso al campo, a la investigación, la ciencia y la educación, con el objetivo de impulsar el bienestar de toda la población.

En el quinto rubro, El mercado no sustituye al Estado apunta que el Estado tiene como función principal conseguir la felicidad del pueblo, así como mejorar las condiciones de vida y de trabajo de todos los mexicanas.

Por ello, “el Estado no se diluirá, ni incumplirá con su responsabilidad económica, política y social, y así recuperará su fortaleza como garante de la soberanía, la estabilidad y el Estado de Derecho, como árbitro de los conflictos, como generador de políticas públicas coherentes y como articulador de los propósitos nacionales”.

En el renglón de Por el bien de todos, primero los pobres se menciona que una sociedad que se desentiende de sus miembros más débiles y desvalidos rompe el principio de empatía que es factor indispensable de cohesión.

Por ello, el humanismo será una característica del gobierno de México y un concepto fundamental de la nueva política de desarrollo.

En el punto siete, No dejar a nadie atrás, no dejar a nadie fuera, se hace hincapié en que un crecimiento económico excluyente, concentrador de la riqueza en unas cuantas manos, depredador del entorno, no es progreso sino retroceso.

“Somos y seremos respetuosos de los pueblos originarios, sus usos y costumbres y su derecho a la autodeterminación y a la preservación de sus territorios; fomentaremos la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres, la dignidad de los adultos mayores y el derecho de los jóvenes a tener un lugar en el mundo”, señala el PND.

En cuando al principio ocho; No hay paz sin justicia, se subraya que la inseguridad, delincuencia y violencia tienen un costo inaceptable en vidas humanas y bienes materiales, cohesión social y gobernabilidad, inhiben el crecimiento económico y debilitan la confianza de la población en su país, su estado, su municipio y su comunidad.

Ante ello, el compromiso de la actual administración es atender las causas que han originado la violencia y la inseguridad a través de la incorporación de jóvenes al estudio y al trabajo para apartarlos de conductas antisociales y de la recuperación del principio de reinserción social.

Así como con el impulso a procesos regionales de pacificación con esclarecimiento, justicia, reparación, garantía de no repetición y reconciliación nacional; de medidas  contra la violencia y  el respeto a los derechos humanos.

En el siguiente eje: El respeto al derecho ajeno es la paz se destaca que México recuperó los principios que hicieron de su política exterior un ejemplo, tales como no intervención y autodeterminación.

En tanto, en No más migración por hambre y violencia, la aspiración es a ofrecer a todos los ciudadanos las condiciones adecuadas para que puedan vivir con dignidad y seguridad en la tierra en la que nacieron para que la migración sea optativa, no forzada.

“Nuestros consulados en EUA funcionarán como defensorías del migrante y procuraremos que nadie más tenga que dejar su lugar de origen para ganarse la vida o buscar refugio en otros países”, establece el Plan.

Asimismo, defiende la larga tradición de México como tierra de asilo y refugio, así como su respeto a los derechos, hospitalidad y la posibilidad de que los migrantes construyan aquí una nueva vida.

En Democracia significa el poder del pueblo, el plan establece que México desarrollará una democracia participativa para socializar el poder político e involucrar a la sociedad en las grandes decisiones nacionales.

“Reivindicaremos el principio de que el gobierno mande obedeciendo y una sociedad que mandando se obedezca a sí misma”, indica.

El último apartado; Ética, libertad y confianza, el plan resalta que el paradigma que se construye en el país se basa en la convicción de que es más fuerte la generosidad  que el egoísmo, más poderosa la empatía que el odio.

También, “más eficiente la colaboración que la competencia, más constructiva la libertad que la prohibición y más fructífera la confianza que la desconfianza”.

En tal sentido, se tiene la certeza de que los principios éticos y civilizatorios del pueblo son las claves del nuevo pacto social y del modelo de desarrollo para México.

Los principios antes señalados son centrales en el nuevo consenso nacional, el cual tiene como centro la convicción de que el quehacer en su conjunto –el económico, político, social y cultural– no debe ser orientado a alcanzar a otros países.  

Por ello, el papel del gobierno de México es recuperar su función de árbitro auspicioso y constructivo de los conflictos, empezar a cumplir sus mandatos constitucionales como guardián de los derechos individuales y colectivos, y asumir plenamente sus facultades como impulsor y conductor de la economía.

El documento está estructurado por tres ejes generales que permiten agrupar los problemas públicos identificados, a través del Sistema Nacional de Planeación Democrática; el primero es Justicia y Estado de Derecho, el segundo Bienestar y el tercero Desarrollo económico.

Además, se detectaron tres temas comunes a los problemas públicos que fueron identificados y se definieron en tres ejes transversales; Igualdad de género, no discriminación e inclusión; Combate a la corrupción y mejora de la gestión pública, y Territorio y desarrollo sostenible.

Atacar causas profundas de migración, plantea Plan de Desarrollo

Contrario a administraciones pasadas, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador no insistirá más en una modificación a las leyes y normas migratorias de Estados Unidos.

El Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2019-2024 enviado a la Cámara de Diputados establece que el Poder Ejecutivo Federal atacará las causas profundas de la migración al país vecino del norte mediante la creación de empleos dignos, el desarrollo regional y la edificación de un Estado bienestar.

Señala que el propósito de esta política es que ningún ciudadano mexicano se vea obligado a abandonar su lugar de residencia por pobreza, marginación, falta de perspectivas de realización personal o inseguridad.

Espera que los programas sociales tengan una incidencia concreta en la mejoría de las condiciones de vida en las principales zonas expulsoras de mano de obra y que los proyectos regionales de desarrollo actúen como “cortinas” para captar el flujo migratorio en su tránsito hacia el norte .

Destaca que el Tren Maya, el Corredor Transístmico y la Zona Libre de la Frontera Norte generarán empleos y condiciones de vida digna para atraer y anclar a quienes huyen de la pobreza.

El objetivo central de esta política no es, como se ha querido interpretar, resolver a Estados Unidos el problema de la llegada de inmigrantes, si no garantizarles los derechos al trabajo, a vivienda, seguridad, educación y salud que el país les ha negado por décadas.

Resalta que el Ejecutivo Federal buscará involucrar en esa solución a Estados Unidos y a los países de Centroamérica que son origen del flujo migratorio creciente.

Agrega que mediante la negociación y el diálogo franco se buscará involucrar los gobiernos de Estados Unidos y a los del llamado Triángulo del Norte centroamericano -Guatemala, Honduras y El Salvador- en la construcción de mecanismos de reactivación económica, bienestar y desarrollo capaces de desactivar el fenómeno migratorio.

Índices delictivos bajarán 50 por ciento en último año de gobierno: PND

En el último año del actual sexenio habrá cesado la emigración de mexicanos, millones de personas encontrarán bienestar y la delincuencia organizada estará reducida y en retirada, según el Plan Nacional de Desarrollo enviado por el Presidente de la República a la Cámara de Diputados. El documento que por primera vez en su historia será aprobado por el órgano legislativo señala que los índices deli

ctivos -homicidios dolosos, secuestro, robos de vehículos y a casa habitación, asaltos en las calles, entre otros- se habrán reducido un 50 por ciento en comparación al 2018.

México dejará de ser dolorosa y vergonzosa referencia internacional como tierra de violencia, desaparecidos y violaciones a los derechos humanos.

Vislumbra que la delincuencia de cuello blanco habrá desaparecido, la corrupción política y la impunidad que han prevalecido como norma hasta 2018 habrá quedado reducida a casos excepcionales, individuales e inmediatamente investigados y sancionados.

Afirma que el fraude electoral, la compra de votos y todas las firmas de adulteración de la voluntad popular serán sólo un recuerdo.

“En el último año del presente sexenio, el país habrá llevado a cabo lo sustancial de su Cuarta Transformación histórica, tanto en el ámbito económico, social y político, como en el de la ética para la convivencia”, sostiene.

Plan Nacional de Desarrollo va por crecimiento económico de 4.0 por ciento

El objetivo de la política económica en esta administración será retomar el camino de crecimiento con austeridad y sin corrupción, con un promedio sexenal de 4.0 por ciento, de acuerdo con el Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2019-2024.

El documento que el Ejecutivo Federal puso a consideración de la Cámara de Diputados por primera vez en la historia, señala que en este sexenio habrá disciplina fiscal, cese del endeudamiento, respeto a las decisiones autónomas del Banco de México, creación de empleos, fortalecimiento del mercado interno, impulso al agro, la investigación, ciencia y educación.

“El fortalecimiento de los principios éticos irá acompañado de un desarrollo económico que habrá alcanzado para entonces una tasa de crecimiento de 6.0 por ciento, con un promedio sexenal de 4.0 por ciento. La economía deberá haber crecido para entonces más del doble que el crecimiento demográfico”, agrega respecto a la visión del PND para 2024.

En el eje general sobre la economía, en estos seis años se busca detonar el crecimiento, mantener finanzas sanas, no habrá incrementos impositivos, se respetarán los contratos existentes y habrá aliento a la inversión privada.

Asimismo, en esta administración se rescatará al sector energético, en particular a Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), se impulsará la reactivación económica, el mercado interno y el empleo, y se creará el Banco del Bienestar.

Además, se construirán caminos rurales para comunicar 350 cabeceras municipales de Oaxaca y Guerrero, y se instalará Internet inalámbrico en todo el país, menciona el PND 2014-2019, enviado la noche de este martes a la Cámara de Diputados para su análisis, discusión y aprobación.

Sobre los proyectos regionales, menciona que el Tren Maya es el más importante proyecto de infraestructura, desarrollo socioeconómico y turismo del presente sexenio, el cual requerirá entre 120 mil y 150 mil millones de pesos de fuentes públicas, privadas y sociales.

También menciona el Programa para el Desarrollo del Istmo de Tehuantepec, cuyo eje será el Corredor Multimodal Interoceánico; en el curso de 2019 se invertirán ocho mil millones de pesos en el proyecto y se ha fijado como objetivo que, a partir de 2020, el corredor pueda competir en costo y tiempos frente a otras opciones de transporte interoceánico.

 EL PND refiere que otro proyecto regional es el Programa Zona Libre de la Frontera Norte que empezó su aplicación desde el 1 de enero pasado en los 43 municipios fronterizos con Estados Unidos y los estados de Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.

Sobre el Aeropuerto Internacional “Felipe Ángeles” en Santa Lucía, Estado de México, el documento destaca que se sumará a la infraestructura aeroportuaria del centro del país para conformar una triada de terminales aéreas en las que se cuentan además el actual Aeropuerto Internacional Benito Juárez y el Aeropuerto Internacional de Toluca.

Apunta que la cancelación del proyecto aeroportuario de Texcoco y la edificación de la nueva terminal en la actual base aérea militar de Santa Lucía permitirá un ahorro estimado de 100 mil millones de pesos, tendrá tres pistas (dos de uso civil y una para operaciones militares), permitirá realizar 190 mil operaciones aéreas anuales y atender a unos 20 millones de pasajeros cada año.

Adicionalmente se construirá una tercera terminal en el actual Aeropuerto Internacional Benito Juárez, menciona.

Justicia “transicional” y posibilidad de amnistía, contempla el PND

El Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2019-2024 propone emprender la construcción por la paz con un modelo de “justicia transicional” y plantea revisar expedientes de acusados y sentenciados a la luz de las lógicas de pacificación, a fin de determinar si sus casos pueden ser objeto de amnistía o indulto.

Ello condicionado, en todos los casos, al cumplimiento de cuatro ejes de la “justicia transicional”: verdad, justicia, reparación y garantía de no repetición.

El documento del Ejecutivo entregado en la Cámara de Diputados asienta que se establecerá lo antes posible el Consejo para la Construcción de la Paz, que será una instancia de vinculacion y articulación entre todas las instituciones y actores de México y del extranjero que trabajen la paz.

Adelanta que el Gobierno Federal invitará en todas estas acciones a representantes de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y a observadores designados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Advierte como imperativo considerar la adopción de modelos de “justicia transicional” que garantice los derechos de las víctimas y al mismo tiempo hagan posible el desarme y la entrega de infractores, a quienes se les respetarán sus derechos legales y se les propondrá un cambio de vida.

Fuente: NTX