Pedir una disculpa pública en el caso del feminicidio de Lesvy Rivera, sólo tendrá sentido si como institución logramos erradicar las conductas que generan violaciones a los derechos humanos de las niñas, jóvenes y mujeres adultas, afirmó la procuradora capitalina, Ernestina Godoy Ramos.

La funcionaria local ofreció esta disculpa pública, derivada de la recomendación 01-2018, identificada como falta de debida diligencia en la investigación del posible homicidio de Lesvy Berlín Rivera Osorio.

Ante la familia de la joven fallecida se comprometió a redoblar esfuerzos por garantizar que no vuelvan a repetirse casos de este tipo, que propicien la estigmatización y prejuicios en casos de violencia contra las mujeres.

Su muerte, dijo, fue un crimen que indigna y que estuvo a punto de quedar impune debido a una falta de tacto y a una estigmatización que culpa a las mujeres de las agresiones que reciben.

“Acudimos a presentar una disculpa pública por la falta de diligencia en la investigación de la muerte de Lesvy y la negligencia en la atención a su familia ya que los hechos ocurridos y la secuela procedimental de su investigación evidenciaron la falta de un plan de investigación criminal del delito de feminicidio”, abundó.

Además, evidenció la falta de capacitación ministerial para investigar con perspectiva de género la omisión de las autoridades que procuran y administran justicia de manera diligente, sensible y con enfoque de derechos a las víctimas indirectas.

También, continuó, la investigación demostró que existen personas servidoras públicas con nula capacidad para salvaguardar datos de prueba, cadena de justicia, la privacidad y la dignidad de la familia afectada.

La procuradora aseguró que está atenta a la investigación y al seguimiento de posibles responsabilidades administrativas y penales de las personas a las que se les atribuyen estos hechos documentados en la citada recomendación y asumió la garantía de no repetición de las causas que dieron origen a la recomendación.

Por ello, considerando todo lo anterior, “la Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México, por mi conducto y a nombre de todo su personal, de frente y con todo respeto, admito el reconocimiento de responsabilidad y ofrezco una disculpa pública al honor y memoria de Lesvy Berlín Rivera Osorio”.

Extendió su disculpa a los padres y abuelos de la joven estudiante “por las afectaciones ocasionadas, por las violaciones a sus derechos humanos, las faltas al debido proceso, los retrasos y obstrucciones al acceso a la justicia y a la verdad”.

Godoy Ramos agregó que además “por la violación a la integridad, por la vulneración al derecho de intimidad y a la vida privada y la revictimización a las víctimas documentada en la recomendación 01-2018”.

Fuente: NTX