El Partido Acción Nacional (PAN) cuestionó la decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador de que sea el Estado mexicano el que financie y construya la nueva refinería de Dos Bocas, en Tabasco, porque ello significará “tirar el dinero de los mexicanos”.

El vocero del instituto político, Fernando Herrera Ávila, aseguró que se trata de un gasto inútil y una decisión equivocada destinar 160 mil millones de pesos de los mexicanos a esa obra, porque cada día más el mundo tiende a las energías limpias.

Mediante un comunicado consideró peligroso que el Ejecutivo federal tome decisiones importantes de manera estrictamente personal, porque puede llevar a graves daños en materia económica, como ocurrió con el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Señaló que la decisión de cancelar el aeropuerto fue una determinación personal del Ejecutivo federal, sin investigar ni mucho menos castigar los supuestos hechos de corrupción que según dijo, subyacen en el avance la obra cancelada, aunado a los gastos mayores que implicará la construcción de la terminal aérea de Santa Lucía.

El vocero panista aseguró que hay enormes gastos en “programas clientelares para garantizarle a Morena 20 millones de votos en las elecciones intermedias de 2021”, aunque por otro lado se recorten los presupuestos para dependencias públicas, incluyendo las relacionadas a temas de salud y seguridad.

“Desde un punto de vista estrictamente económico, resulta obvio que es un error invertir en refinerías porque nadie en América Latina ha logrado hacerlo rentable y ante el fracaso, como ocurrió en Brasil, la paraestatal Petrobras está vendiendo un par de refinerías”, advirtió.

Herrera Ávila se refirió además al proyecto del Tren Maya, que claramente “no será negocio ni a mediano ni a largo plazo” y por lo tanto, traerá graves consecuencias económicas para el país.

En conjunto, reiteró, las decisiones económicas equivocadas que ha tomado el presidente de manera personal han provocado que México pierda confianza entre los inversionistas.

“Desafortunadamente, el futuro previsible en materia económica es bastante negro para México, después de la caída de 0.12 por ciento del Producto Interno Bruto, pues la sombra de la recesión económica ya asoma en el horizonte de julio próximo”, enfatizó.

Fuente: NTX