Moody’s Investors Service consideró que el anuncio del presidente Andrés Manuel López Obrador sobre declarar desierta la licitación de la nueva refinería de Dos Bocas, Tabasco, valida su preocupación de que las estimaciones del gobierno mexicano al respecto fueron “optimistas”.

El analista de Moody’s, Peter Speer, se refirió al anuncio de esta mañana de que las firmas de construcción internacional que participaron en la licitación de la refinería de Dos Bocas, consideran que dicho proyecto costará más de ocho mil millones de dólares y tomará más de tres años.

“Se valida nuestra preocupación en torno a que los estimados del gobierno de México fueron optimistas”, agregó en un comentario al respecto difundido por la calificadora internacional de riesgo crediticio.

El hecho de que ahora avance el proyecto bajo la supervisión de Petróleos Mexicanos y la Secretaría de Energía, suma una tarea más para el equipo directivo de Pemex, que ya se encuentra luchando por frenar la caída en la producción de crudo y mejorar las refinerías existentes, estimó.

“Esto también eleva el riesgo de retrasos y sobregiros de costos que pudieran sumar más presión a las finanzas de Pemex”.

Fuente: NTX