De acuerdo con el Diario Oficial de la Federación (DOF), las propinas se consideran parte del salario de un trabajador y, por lo tanto, estarían sujetas al Impuesto Sobre la Renta (ISR).

El artículo 346 de la Ley Federal del Trabajo establece que las propinas percibidas por meseros en restaurantes, fondas, cafés, bares y otro tipo de establecimientos parecidos, así como de los trabajadores de hoteles y casas de asistencia, son parte del salario del trabajador.

“Por lo anterior, las propinas antes referidas que les sean concedidas a los trabajadores deben ser consideradas por el empleador para efectuar el cálculo y retención del ISR que, en su caso, resulte a cargo del trabajador, en los términos del artículo 96 de la Ley del ISR”, siguiendo lo dicho en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

De acuerdo con el presidente local de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), Santiago Martínez Dordella, hay problema logístico en el cálculo de la propina, pues la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) no obliga a establecer un monto estándar. Por ende, es difícil conocer cuánto recibe exactamente cada trabajador en propina.

“Esta situación va a ser muy compleja y se va a prestar a malentendidos. Hay que partir de que tenemos a la Profeco a que no se puede sugerir la propina ni en la carta ni el ticket ni en ningún lado, sino que hay que poner letreros de que la propina es opcional. Con este discurso como ahora quieren cobrarles proporcionalmente porque va a ser difícil determinar cuántas propinas gana cada quien”, dijo Martínez Dordella al diario el Zocalo.

Independientemente de los problemas logísticos para calcular los montos exactos, lo que esto significa en pocas palabras es que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) buscara llevarse una tajada en impuestos de lo que ganes de propinas.

Fuente: Forbes