La Secretaría de la Función Pública informó que ahorrará más de 24 millones de pesos anuales por dejar de arrendar un inmueble, y que esos recursos se destinarán a las actividades sustantivas de la dependencia.

En un comunicado, detalló que se trata de un edificio ubicado sobre la Avenida Barranca del Muerto, en la colonia San José Insurgentes, en la Ciudad de México, cuyo contrato concluyó y se tomó la decisión de no renovar.

Lo anterior, a fin de evitar gastos por el pago de renta, de energía eléctrica, de mantenimiento de elevadores, consumo de agua, limpieza, jardinería, fumigación y conservación.

El inmueble albergaba a 359 servidores públicos que fueron reubicados en diversas áreas del edificio sede de la Función Pública, sin menoscabo alguno de su espacio y herramientas de trabajo.

Afirmó que las labores de desocupación tampoco implicaron gasto extra alguno, pues el traslado del mobiliario, la deselectrificación y descableado, el desarmado y rearmado de módulos de trabajo en su nueva ubicación, lo efectuó su personal con recursos de la dependencia, lo que sólo en el rubro de mudanza generó un ahorro de 800 mil pesos.

En los trabajos del cambio, la Función Pública informó que contó con apoyo de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y del Gobierno de la Ciudad de México, que proporcionaron, en calidad de préstamo, un camión de redilas y uno de volteo sin costo alguno.

En las maniobras de retiro de cableado de energía eléctrica, nodos para voz y datos, desarmado de estaciones de trabajo, de carga y descarga, así como reinstalación en sus nuevos sitios, participaron 17 servidores públicos de la Función Pública durante 76 días de labores, incluidas jornadas sabatinas.

Fuente: NTX