Integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) -pertenecientes a la Sección 18-,  comenzaron un paro de labores de 72 horas en Michoacán, ante la demanda del pago de quincenas y prestaciones atrasadas.

Como parte del acuerdo de la pasada asamblea, la organización magisterial tomó las oficinas de la Secretaría de Educación Pública en el estado, y continuarán así durante 72 horas, es decir, hasta el próximo miércoles.

De acuerdo con La Jornada, el magisterio también tomó las instalaciones de la Secretaría de Finanzas en la capital michoacana, así como unas 20 oficinas receptoras de rentas municipales.

En específico, la CNTE argumentó que el gobierno del estado les adeuda el pago de 14 bonos de 2018 y 2019, que asciende a casi 800 millones de pesos, y pide que se garantice el pago puntual de los salarios al cierre de este año.

Aunque advirtieron que el paro culminará el próximo miércoles, la Sección 18 de la CNTE no descarta agudizar sus acciones, en caso de que no sean cubiertos los adeudos.

En tanto el gobierno estatal informó que no habrá problema para el pago de la próxima quincena.

En torno a la federalización de la educación, señaló que se espera que antes de que concluya el año se logre el acuerdo que permita que el pago de salarios y prestaciones lo haga el gobierno de la República, porque la administración estatal no puede pagar a los 32 mil maestros involucrados.

Fuente: NTX