La producción de vehículos pesados creció 6.06 por ciento, al alcanzar 20 mil seis unidades ensambladas durante julio pasado, informó la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT).

Pero las cifras de producción han comenzado a verse afectadas durante el séptimo mes del año, debido a una caída de ventas en el mercado interno, aclaró  Miguel Elizalde, presidente ejecutivo de la ANPACT.

“La caída del mercado local se debe a la incertidumbre respecto a la disponibilidad de diésel ultra bajo azufre (Duba), lo cual inhibe la renovación de la flota”.

Detalló que en julio pasado se exportaron 18 mil 40 unidades, lo que significó un incremento de 11.21 por ciento en relación con el mismo mes de 2018, mientras que al séptimo mes fueron producidas 124 mil 220 unidades.

Esa cifra representó un incremento de 30.47 por ciento en comparación con las 95 mil 209 unidades ensambladas durante el mismo periodo de 2018, apuntó en un comunicado.

Respecto a las exportaciones acumuladas, el ejecutivo comentó que éstas alcanzaron un total de 102 mil 556 unidades, es decir, un crecimiento de 26.12 por ciento respecto al año anterior.

Elizalde insistió por lo anterior en ajustar la NOM044-SEMARNAT-2017 para la tecnología vigente, Euro V/EPA07, a fin de que pueda convivir con aquella más avanzada, EuroVI/EPA10, hasta tener diésel limpio en 100 por ciento en el país.

“Hacemos un llamado a las autoridades para que a través de un esfuerzo conjunto, tanto de la Secretaría de Energía como de la CRE, se pueda definir la fecha en la se tendrá 100 por ciento Duba a nivel nacional, para que así la Semarnat pueda ajustar la vigencia del EuroV/EPA’07 a esa fecha”, finalizó.

Fuente: NTX