Luego de que este jueves se dio a conocer que la Unidad Técnica de lo Contencioso del Instituto Nacional Electoral (INE) citó a comparecer al presidente Andrés Manuel López Obrador, el órgano electoral informó que el citatorio “no constituye, de ninguna manera, una situación extraordinaria”.

Expuso que de manera rutinaria la autoridad electoral emplaza a todas las partes denunciadas, en este caso funcionarios públicos, y generalmente “las partes involucradas atienden estos citatorios a través de sus oficinas jurídicas y es posible que, inclusive, las desahoguen por escrito”.

Esto después de trascender que el Ejecutivo Federal, así como la secretaria de Bienestar, María Luisa Albores González, y el coordinador general de Programas para el Desarrollo, Gabriel García Hernández, estaban llamados a responder el citatorio de la investigación contenida en el expediente UT/SCG/PE/PRD/CG/106/2019 de la Unidad Técnica de lo Contencioso.

Citatorio que se dio tras la queja presentada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) en contra del presidente López Obrador y diversos funcionarios denominados Servidores de la Nación.

Ello por la supuesta realización de actos de promoción personalizada mediante la indumentaria y accesorios como chalecos, gorras, mochilas y gafetes, utilizados para llevar a cabo funciones de levantamiento de censo o entrega de beneficios de programas sociales.

El 8 de agosto, el dirigente nacional del PRD, Ángel Ávila Romero, destacó que se recabaron mil 500 pruebas certificadas en las que se detallaba cómo los servidores públicos entregan apoyos de las dependencias federales a nombre del presidente López Obrador, lo que viola el Artículo 134 de la Constitución sobre la propaganda personalizada.

A través de una nota informativa, el INE dio a conocer que el 17 de agosto pasado la Comisión de Quejas y Denuncias determinó procedente la adopción de medidas cautelares que ordenaron la suspensión inmediata del uso del nombre del presidente en dicha indumentaria y accesorios.

Señaló que, al día siguiente, la medida fue acatada públicamente por el titular del Poder Ejecutivo, sin embargo es obligación legal de la Unidad Técnica de lo Contencioso seguir el curso de la investigación, independientemente de la adopción de medidas cautelares.

En años pasados otros presidentes han sido llamados a comparecer a audiencias de pruebas y alegatos, tal es el caso de Felipe Calderón quien en 2011 fue citado por mensajes utilizados en su V Informe de Gobierno, así como por una entrevista otorgada al New York Times en la que presuntamente desalentaba el voto al PRI.

En 2015 se citó a Enrique Peña Nieto por la contratación de banners en periódicos digitales, la entrega de televisores digitales y la difusión de un video en YouTube por el año nuevo.

En 2017 también fue requerido Peña Nieto por la difusión de promocionales de su informe, su aparición en un spot del Partido Revolucionario Institucional (PRI), y en 2018 por la entrega del programa Prospera en Sonora.

Fuente: NTX