San Buenaventura, Coahuila.- El presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró su rechazó a los actos vandálicos que protagonizó un grupo durante la marcha para conmemorar el quinto aniversario de los sucesos de Ayotzinapa, pues sólo manchan y echan a perder ese movimiento limpio y puro de padres y madres de familia que quieren saber el paradero de sus hijos.

“Viene una marcha -por los hechos ocurridos entre el 26 y 27 de septiembre en Iguala, Guerrero- y saben cuántos protestaron de manera violencia: 100, 50 encapuchados y dicen que son anarquistas.

“Hoy en la mañana dije: no son anarquistas, porque los anarquistas eran muy responsables y tenían ideas. Los (hermanos) Flores Magón, todos los que fueron precursores del movimiento revolucionario.

“(Ellos) son una especie de vandalismo-conservador. No son de izquierda. ¿Cómo va a ser anarquista alguien que destruye una librería? ¡Imagínense! Eso no tiene nada qué ver con los movimientos sociales, hasta perjudica en este caso a los padres y madres de los jóvenes de Ayotzinapa que con mucha razón están pidiendo que aparezcan sus hijos”, apuntó.

Por eso esos encapuchados “echan a perder este movimiento o manchan ese movimiento limpio, puro que es de padres y madres que quieren saber dónde quedaron sus 43 hijos, pero estos llegan y enrarecen el ambiente”, dijo luego de recorrer el Hospital Rural de Buenaventura, donde estuvo acompañado por su gabinete de salud.

En este tenor, ofreció 40 mil millones de pesos para que se mejore el sistema de salud, luego del “zarpazo” que se dio durante el neoliberalismo, por lo que se comprometió a que, en menos de un año, estará construido el hospital de esta entidad, “el peor” de los 63 que ha visitado de un total de 80 que integran en programa IMSS-Bienestar, al constatar que el techo “se está cayendo”.

En el segundo punto de su gira de trabajo por esta entidad y que también lo llevará a Chihuahua, advirtió a aquellos que les “crecen uñas” que se les va dar manicura con tachuela, porque ya no hay corrupción arriba (en el gobierno), de ahí que mostró un pañuelo blanco como señal del fin de ese flagelo.

“Quisieron sabotear la entrega de medicinas para la atención de cáncer y si siguen así vamos a seguir comprando en el extranjero las medicinas. Nada de sabotaje, tenemos que cuidar que el dinero alcance, pues este rinde cuando no hay corrupción y eficiencia”, enfatizó.

Además, abundó, nada de estar en oficinas recibiendo reportes, por ello todos los funcionarios deben visitar todo el país. “Eso de la vejez y juventud es estado de ánimo, nada que es asunto biológico, físico y depende cómo se sienta uno. Sin ganas no se hace nada en la vida, para todo se necesita tener ganas”.

El primer mandatario interrumpió brevemente su discurso luego de que le avisaron que una mujer se había desmayado, situación que al final no pasó a mayores; destacó que acordó con el gobierno local que se irán a “michas” en la entrega del presupuesto para rehabilitar las escuelas.

“Y saben qué, aceptó el señor gobernador (Miguel Ángel Riquelme). Hay como cuatro o cinco mil escuelas en Coahuila y en vez de que la secretaría de comunicación y obra pública del Gobierno Federal y la local entreguen el presupuesto, de la Secretaría de Obras va salir un cheque” y se entregará a la asamblea de padres de familia.

El programa se llama “La escuela es nuestra” y le va llegar año con año su presupuesto, y en la asamblea los padres de familia van a decidir qué hacer con este programa, anotó al destacar que la Federación pondrá 11 mil millones de pesos y el estado haría lo propio para rehabilitar las escuelas.

Señaló que los recursos a las escuelas serán repartidos con dos criterios: se les va dar más a los que viven en comunidades más apartadas y a los pobres y se entregará conforme al número de alumnos, dado que existen escuelas multigrados en comunidades pequeñas o rancherías que tienen 50 alumnos o más, con dos maestros que dan los seis grados.

Al inicio de su discurso y de cara al 2020 que será declarado como el año del centenario del asesinato de don Venustiano Carranza, ofreció que “nunca va a desaparecer” Cuatro Ciénegas, lugar natal del héroe revolucionario.

Fuente: NTX